El relato de una joven de 19 años oriunda de Rosario de la Frontera, quien apunta que estuvo cautiva en un cuarto con rejas y encadenada en Tucumán, provocó que el fiscal de la Ciudad Termal solicitara el traslado de su expareja, detenido por el hecho, y encuadró las actuaciones como privación ilegítima de la libertad, entre otros delitos.
La denuncia de la madre de la víctima, quien desapareció el 23 de junio, activó la acción del fiscal como resultado de una investigación por parte de la Brigada y de la Policía de Tucumán, la mujer fue localizada y rescatada desde una vivienda ubicada en la localidad de La Banda del Río Salí.
López Ibarra informó que la joven, según la denuncia de sus familiares, desapareció cuando se dirigía a la sede de la Universidad Nacional de Salta. "Además, la madre de la joven reveló que su hija había iniciado una relación sentimental con un hombre de 38 años, lo cual ella desconocía y al cual había denunciado por violencia", sostuvo el fiscal.
Con esos datos y la colaboración de los familiares de la víctima, los investigadores lograron localizarla en La Banda del Río Salí, en Tucumán, donde estaba cautiva. El fiscal pidió ante el Juzgado de Garantías 2 del Distrito Judicial Metán que se gestione la detención de Martín Gustavo Olivera, expareja de la joven.
Según fuentes policiales, Olivera está acusado de "privación ilegítima de la libertad y desobediencia judicial", ya que tenía prohibición de acercarse a la joven. Desde la Fiscalía Penal interviniente en la causa se realizarán las imputaciones correspondientes.

Más imputaciones

Mientras las investigaciones avanzan y se profundizan, desde la Fiscalía Penal no se descarta que las imputaciones se sigan ampliando a raíz de otros delitos que Martín Olivera habría cometido, ya que la mujer y expareja del hombre, quien estuvo cautiva en Tucumán, reveló más detalles de cómo fue retenida contra su voluntad por parte del acusado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora