*

Solo el 6 % de los niños accede a centros infantiles en el NOA
El 94 por ciento de los niños y niñas de hasta tres años no accede a centros infantiles estatales donde puedan iniciar la estimulación, prevenir problemas de salud o permanecer al cuidado de personas capacitadas para contenerlos en el NOA. En el resto del país la cantidad de chicos sin oportunidades de asistir a estas instituciones de protección cae, en promedio, al 79 por ciento. Los datos surgen de un informe de Unicef sobre la situación de la niñez, que llama la atención sobre la disparidad de oportunidades que existe en el territorio nacional.
Los centros deprimera infanciay salas de educación inicial tienen una desigual distribución que hace que no todas las familias tengan las mismas posibilidades en el país.
Los padres de los grandes centros urbanos tienen una oferta amplia de instituciones a las cuales recurrir para que cuiden a sus hijos cuando van a trabajar, mientras en el interior deben optar por organizaciones privadas o por delegar la tarea en vecinos, conocidos y familiares.
Según Unicef, el norte de Argentina es la zona donde más chicos y chicas de hasta cinco años pasaron por "cuidados inadecuados", lo que se considera que ocurre cuando se quedan solos o a cargo de otro niño menor de 10 años. Sufrió esta situación un 13 por ciento de los niños en el NOA y un 11,7 por ciento en el NEA.
Más allá del problema que la falta de centros estatales representa para los padres, el no acceso a estos espacios plantea una desigualdades para los chicos, que pierden meses importantes para la estimulación y tienen menos oportunidades de estar en contacto con profesionales que puedan detectar o prevenir problemas de salud, desarrollo y alimentación.

"Falta estrucutura"

María Lapasset, médica, referente de CTA y excandidata a vicegobernadora, analizó la situación de la primera infancia y relacionó la "falta de estructura" con problemas sanitarios que se pueden prevenir.
"La repetición de casos de desnutrición y muertes de niños en el interior de Salta llama la atención y habla sobre cómo está nuestra niñez. Entre los fallecimientos que se dan en el primer año de vida se calcula que la mitad son evitables", indicó Lapasset a El Tribuno.
Para la médica, la falta de políticas integrales sigue afectando principalmente a los lugares más alejados, donde viven, en muchos casos, las poblaciones más vulnerables y las de pueblos originarios.
"En Salta los números de mortalidad infantil están amesetados desde 2008, no siguen la curva descendente que hay a nivel nacional. Cada vez que se da un caso de muerte por desnutrición, las autoridades sanitarias hablan de deshidratación, diarrea o pulmonía... Es un error tratar de ocultarlo", manifestó.
Unicef llamó a priorizar las políticas sociales relacionadas con la primera infancia para que todos los chicos tengan las mismas oportunidades desde que nacen en el país. "El pleno desarrollo de un individuo no debería depender del hogar en el que nace. Para combatir inequidades y desigualdades sociales desde el inicio de la vida, necesitamos intervenciones tempranas. Buscamos asegurar que desde la primera infancia se cumplan los derechos de cada niño", afirmó Florence Bauer, representante de Unicef en Argentina, en un documento que la organización difundió en los últimos días de diciembre a los medios de comunicación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...