Siete horas tuvo que esperar una vecina de villa San Antonio para que llegara a su domicilio el médico legal de la Policía de Salta. Debía constatar que su marido había fallecido. Fue una muerte natural, pero como ocurrió en el domicilio y la mujer no sabía qué hacer, una vecina la ayudó y llamaron al Servicio de Emergencias 911. En respuesta, el Samec asistió al lugar, luego fueron integrantes de la Policía Científica, pero el cuerpo de Miguel seguía en su casa. El tema es que alguien debía extender el certificado de defunción y para eso hubo que esperar al médico legal.
El que hizo ese trabajo, a las 17 del miércoles pasado, fue el jefe del departamento de Medicina y Química Legal de la Policía de Salta, Juan Albornoz. El profesional le explicó a El Tribuno: "No es demora, es que los médicos legales de la Policía no estamos para este tipo de casos. Al margen de eso somos muy pocos en la ciudad. Solo somos 9 y en la provincia 19".
El médico agregó: "Desde hace tres años vengo solicitando que se incorporen más médicos legales porque no damos abasto". Albornoz comentó que esos 19 profesionales se distribuyen entre Capital, Orán, Tartagal, Cafayate, J. V. González y Metán.
"Hoy tuve que estar en tres situaciones específicas, una de ellas en Cafayate. Hoy estoy de guardia porque el médico al que le tocaba no pudo asistir, pero la realidad es que nos falta personal", aseguró.
Explicó que los médicos legales están para asistir los casos de homicidios, suicidios y muertes por siniestros viales. "En este caso, como la persona falleció en el domicilio, generalmente el médico de cabecera es el que debe emitir el certificado de defunción, pero como no tienen, el médico legal es el que puede extendérselo y eso hice", dijo.
En el interior es más grave
En diálogo con El Tribuno, Juan Albornoz, jefe del departamento de Medicina y Química Legal de la Policía de Salta, hizo hincapié en que en la provincia hay un total de 19 médicos legales. "Estamos hablando de un médicos cada unos 60 mil habitantes. No damos respuesta", subrayó el profesional, muy preocupado.
En el interior la situación es más difícil. Por ejemplo en Orán hay dos médicos legales. Si ocurre una situación que necesita la presencia de un médico legista en Aguas Blancas y luego sucede algo en Pichanal o en el departamento de San Martín, ése medico se tiene que trasladar de un lado a otro.
Al analizar estas circunstancias, hay que tener muy en cuenta la distancia de un lugar a otro. Esto se traducirá en la demora que tendrá en llegar el médico al lugar indicado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 11 meses

¿ como puede andar bien esta provincia, 5.000 políticos muy bien pago y 19 mèdicos pésimamente pagados?


Se está leyendo ahora