Con los Fondos del Bicentenario, Molinos invertirá en equipamiento y una obra fundamental: una pala retroexcavadora y la construcción de la nueva casa municipal.
Es la primera vez que el municipio tendrá una máquina propia, que llegará esta semana al pueblo.
En cuanto al edificio municipal, funciona en una estructura muy antigua que no reúne las condiciones óptimas para los requerimientos actuales, por lo que también esta semana se definirá la convocatoria para construir una primera etapa.
La novedad respecto del uso que se le dará a los fondos nacionales que distribuye la Provincia a las comunas, fue destacado por el intendente de la localidad vallista, Walter Rómulo Chocobar, quien tiene muy claras las necesidades y postergaciones del pueblo.

Como otros municipios, Molinos también dispone de recursos del fondo fiduciario...
Con esos recursos planeamos concretar el complejo polideportivo que en los últimos cinco años quedó postergado. Es el lugar donde los chicos tendrán sus actividades físicas y encuentro social. Necesitamos unos 4 millones de pesos para concluirlo. Oportunamente priorizamos el colegio secundario y 30 viviendas, todo inaugurado el año pasado, y el complejo quedó relegado.
¿Cuándo prevé concretarlo?
Entiendo que desde Obras Públicas provincial, a partir de nuestra propuesta y gestión, se tramitará la licitación que nos permita terminar la obra. Es una tarea conjunta en la que como municipalidad establecemos las necesidades y características, elaboramos desde lo administrativo la documentación y la etapa final la concreta la Provincia.
La decisión del Ejecutivo provincial de otorgar un bono de fin de año, ¿lo pone en una situación difícil frente a los empleados?
Por el contrario, adherimos a esa determinación y ya pagamos, el pasado jueves, el bono a los 35 empleados de planta permanente. Tenemos los sueldos al día, no hay conflicto y administrativa y económicamente podemos afrontar el bono. No tenemos los sobresaltos que sufren otras comunas. Llevo 13 años de gestión y en todo este tiempo, en que se jubilaron unas 16 personas, solo incorporé unos 8 empleados.
La producción de Molinos tiene su fuerte en la cebolla, pero ¿cómo está la situación de otros cultivos?
Ya no se produce en la escala de otras épocas el pimiento para pimentón, no obstante nos regimos con los precios y convenios para pagar a los pequeños productores. Efectivamente, la cebolla es lo que más se produce, pero hay que salvar los inconvenientes de fluctuación de precios y de ubicación del producto en el mercado. Lo mismo con las verduras de huerta y así se lucha por sostener esa actividad de agricultura familiar.
En consecuencia hay que reforzar otras alternativas, como el turismo...
Dependemos bastante de la coparticipación y considero que la reactivación de la obra pública es básica para que nuestro pueblo crezca. Con el posicionamiento de los vinos de la región en los últimos 6 años en Amaicha, Colomé y Tacuil, que forman parte de la Ruta del Vino, se conforma un tour indelegable y extraordinario para el turista. Desde diciembre hasta febrero es nuestra temporada alta. Ya estamos trabajando para el Festival del Poncho que se hará los días 27 y 28 de enero, con la fiesta patronal en la semana siguiente.

La relación con los concejales no parece fácil y hasta plantearon ante la Corte de Justicia un supuesto conflicto de poder...

Esa nota la presentaron el 3 de agosto pasado y, por la radio local hicieron declaraciones en contra de la Intendencia argumentando que no cumplimos lo que piden. Son dos de los tres ediles que conforman el Legislativo municipal, de diferentes líneas, quienes encararon este reclamo. Mediante notas de respuestas a sus requerimientos y con mi asistencia al Concejo Deliberante, demostré el cumplimiento a sus pedidos.
Se trata de Manolo Fabián y Miriam Zárate, que como mayoría dejan de lado a Mario González, que es de mi sector. Los dos primeros argumentan que el Ejecutivo no respeta al Legislativo.
¿Eso incluye ponerle palos en la rueda a sus proyectos?
Increíblemente, solo legislaron sobre lo que remitimos desde el Ejecutivo, porque en 7 meses no elaboraron ni plantearon una sola ordenanza. No trabajaron en todos estos meses, no trabajaron sobre ninguna norma. Hace unas semanas, por iniciativa propia, convoqué a una audiencia pública para tratar tres aspectos: provisión de agua, la población canina callejera y la presencia de corrales muy próximos al pueblo. En el primer punto debo señalar que no tenemos convenio con Aguas del Norte y, con recursos humanos y de insumos propios de la comuna trabajamos para solucionar el acceso. Se agrega que prácticamente nadie paga la luz, por lo que si se producen cortes y se corta el agua la situación se torna insostenible. Por eso hicimos la audiencia, para encontrar juntos la salida. Tuvimos una excelente jornada de trabajo, todos expusieron sus opiniones y de allí surgió una segunda reunión, esta vez con responsables de la empresa de aguas. Hasta transmitimos en vivo por la FM municipal. Pero los ediles usaron esta circunstancia para descalificarme como autoritario, que no entiendo el procedimiento con el Legislativo y otros adjetivos.
¿Esto dificulta que avance en sus proyectos?
En realidad no ayudan en nada, no contribuyen a la gestión en beneficio de la gente. Hasta ahora no plantearon ninguna idea, pero yo seguiré en mi línea de trabajo para mejorar la calidad de vida de la gente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia