Las autoridades colombianas confirmaron, a través de un comunicado, que son seis los sobrevivientes del accidente aéreo ocurrido en las cercanías del aeropuerto José María Cordova, en la localidad antioqueña de La Unión en el que murieron 75 personas, 22 de ellos futbolistas del plantel profesional del equipo brasileño Chapecoense.
El equipo de Brasil iba a Medellín a disputar el primer partido de la final de la Copa Sudamericana contra Atlético Nacional.
Según el comunicado oficial de la Aeronáutica Colombiana, los sobrevivientes del accidente de la aeronave de la empresa Lamia CP2933 -ocurrido en el Cerro Gordo- son los jugadores Alan Luciano Ruschel, trasladado al hospital de La Ceja, Jackson Ragnar Follmann (trasladado al San Vicente Fundación) y Helio Hermito Zampier.
La auxiliar de vuelo Ximena Suárez se encuentra en la clínica Somer de Rionegro, al igual que su compañero Erwin Tumiri, técnico de la aeronave.
El sexto sobreviviente es el periodista Rafael Valmorbida, que fue trasladado al hospital de La Ceja.
Durante las tareas de rescate fue encontrado con vida el arquero del equipo brasileño Danilo; sin embargo el deportista no sobrevivió y murió instantes después de llegar al centro de salud.
Según un comunicado difundido por el Comité Operativo de Emergencia y la Gerencia del aeropuerto, "a las 10 de la noche (del lunes) una aeronave matrícula CP2933 proveniente de Santa Cruz de la Sierra de Bolivia, de la empresa Lamia Corporation S.R.L. con matrícula boliviana se declaró en emergencia por fallas eléctricas entre el municipio La Ceja y La Unión".
El Director de la Aeronáutica Civil de Colombia, Alfredo Bocanegra, remarcó en declaraciones a medios radiales que la zona donde se precipitó la aeronave es un "área rural" por lo que antes de trasladar a los heridos fue necesario "estabilizarlos, valorarlos y, en la medida de lo posible, identificarlos".
"Hay que salir de una zona de difícil acceso sin pavimento y hasta salir a la vía principal hay que hacer un trayecto", dijo sobre las dificultades en el rescate.
Bocanegra precisó que la parte delantera del avión, perteneciente a la empresa British Aerospace, "quedó intacta", y que a pesar que "el impacto fue muy fuerte, no hubo estallido, ni fragmentación esparcida por todas partes".
El funcionario detalló que la aeronave "es de fabricación británica cuatrimotor, con su primer viaje en 1999, es decir que tiene 17 años de funcionamiento".
Por su parte, Abdes Ramírez, integrante de la Cruz Roja Antioquia, detalló en declaraciones a Radio Télam que continúan trabajando en las operaciones de rescate y que "tienen plenamente identificadas seis personas con vida".
A su vez, expresó que la caja negra "es materia de investigación y lo maneja directamente el Director Aerocivil de Colombia, y será él quien informe cuando lo crea pertinente".
"El avión estaba muy cercano al aeropuerto de José María Cordova, ubicado en la ciudad de Río Negro, en un sector entre el municipio de la Unión y la Ceja en el oriente antioqueño", explicó Ramírez, y remarcó que para llegar al lugar del accidente son unos "35 o 45 minutos caminando porque ningún vehículo puede acceder".
"Son casi 10 kilómetros porque es un sitio muy agreste y dado las condiciones climáticas (llovió copiosamente toda la noche) no se pudo acceder con vehículo, lo que hubiera agilizado el operativo de rescate", reseñó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Cristian TAPIR
Cristian TAPIR · Hace 4 días

lamentable, lo sucedido

Cristian TAPIR
Cristian TAPIR · Hace 4 días

lamentable


Se está leyendo ahora