Un hombre de 57 años, gravemente herido durante un intento de robo en el partido de Tres de Febrero, murió en un hospital luego de que sus familiares se negaran a una transfusión de sangre.
El hecho se produjo cuando el hombre, identificado como José Alberto López, de 57 años, que se desempeñaba como asistente en un estudio contable que está instalado en el cruce de Bartolomé Mitre y Suipacha, en el microcentro porteño, arribó a su finca, situada en Directorio al 3.200, de la localidad bonaerense de Villa Pineral, en el partido de Tres de Febrero.
López fue interceptado con fines de robo frente a esa vivienda por cuatro asaltantes. Uno de los delincuentes bajó del rodado con una pistola 9 milímetros y se aproximó a la camioneta exigiendo la entrega del vehículo. De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el trabajador movió sus manos para desabrocharse el cinturón de seguridad, pero el delincuente interpretó este accionar como un acto de resistencia y, no dudó en dispararle a escasa distancia.
López, tras el ataque, tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital Ramón Carrillo de Ciudadela. El personal médico se dispuso a efectuarle, varias transfusiones de sangre destinadas a salvarle la vida.
Los facultativos no pudieron atenderlo debidamente por ser miembro de los Testigos de Jehová. Aunque más tarde el hermano de la víctima aclaró que era la esposa quien profesaba esa religión y quien había sido quien impidió realizar la transfusión.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora