Una historia conmovedora. Una joven salteña de 31 años le donó un riñón a su esposo, que sufría insuficiencia renal crónica y necesitaba el órgano para seguir viviendo. El trasplante resultó un éxito y ambos se recuperan favorablemente.
"Fui diagnosticado con insuficiencia renal crónica hace más de una década, durante todos esos años tuve que realizarme diálisis. Iba a la clínica tres veces por semana y tenía que hacer sesiones de cuatro horas cada una", describió Dante, de 37 años.
Berta, su compañera del día a día, siempre estuvo al lado. Con el correr del tiempo y debido al tratamiento, la salud de Dante comenzó a deteriorarse hasta ingresar en la lista de espera a nivel nacional del Incucai.
Sabía que el trasplante mejoraría su calidad de vida pero que muchas veces no llega a tiempo. Además, el grupo sanguíneo del joven, de tipo universal, complicaba la situación aún más. El donante tenía que tener el mismo factor. Berta no lo dudó.
"Como yo tengo sangre universal empecé a realizarme todos los análisis para ver si estaba en condiciones de ser donante, nunca lo dudé", destacó la mujer.
Los estudios médicos de histocompatibilidad también fueron favorables y en marzo de 2014 el trasplante se pudo realizar. La intervención, cubierta el ciento por ciento por el Instituto Provincial de Salud de Salta, se desarrolló en el Instituto Médico de Alta Complejidad (IMAC) que funciona en la capital salteña.
Berta y Dante se conocieron hace 12 años durante un recital de rock. Él era guitarrista de una banda. Hoy disfrutan de Micaela, su hija de cuatro años.

"Donar salva vidas"
Para Berta y Dante, la donación de órganos en la actualidad todavía se enfrenta con una serie de prejuicios que se deberían desterrar. "Los que estén pasando por una situación similar a la nuestra, que se animen a donar porque salva vidas", dijeron.
En la Argentina, la donación de órganos y el trasplante de tejidos se rigen por la Ley 24.193, que establece que toda persona capaz y mayor de 18 años puede expresar su voluntad de donar.
De no existir manifestación expresa ni a favor ni en contra, la ley presume que la persona es donante. Hoy 7.825 pacientes esperan un órgano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora