Celos, violencia verbal y física. Las discusiones entre la pareja se repetían. Pero todo llegó a su límite. La atacó con un cuchillo tramontina, ella quiso defenderse, y terminó con un corte de varios centímetros en su brazo, cinco puntos y heridas en las manos.
Los primeros en llegar al departamento que alquila la joven de 21 años fueron agentes de la policía de Neuquén. La trasladaron hasta el hospital Bouquet Roldán. Sol Ludmila Maggi publicó las fotos de la agresión a su perfil de Facebook pero no se animó a denunciarlo. Tiene miedo. La Justicia ahora dictó una orden para que el joven Jonathan Valentin Pérez, de 24 años, no pueda acercarse a 200 metros de ella.
"Si discutimos los dos, si nos golpeamos los dos, si gritamos si me violente hacia él! pero me supe controlar, supe hasta donde llegar, supe hasta donde sangrar xq o si no moria.!! espero q aquellas personas q dicen q no digo como son las cosas se den cuenta la gravedad de la situación, q un corte no es un chiste.!que valentin es un enfermo y yo no lo enfermé.! ayudenlo en vez de ponerse a defender algo q es indefendible, xq toda mi vida voy a llevar una cicatriz en el brazo de la persona q consideraba el amor de mi vida.! (Textual)", escribió la joven hace unas horas en su cuenta de Facebook.
LUDMILLA1.jpg
Al mismo tiempo colgó varias fotografías de su ex pareja. Esta no fue la primera vez, según relató Maggi, que era atacada por Pérez. "Todos los días sufría violencia. Violencia verbal y física, porque una persona cuando te cela, cuando te trata mal y te dice que tenes que hacer, eso es violencia", le indicó a LU19 de Neuquén, según describe MinutoNeuquén. "Yo ya estaba con tratamiento psicológico desde que ocurrió la primera situación de violencia en la pareja", agregó en un párrafo desgarrador.
La chica relató que en sus primeras peleas llegó a sentirse responsable por las agresiones. "Jonathan Valentín Pérez (Valen Tin) esta persona q yo pensaba q era el amor de mi vida, que con el iba a tener hijos y llegar a viejitos me maltrato, me hirió, me dejó 5 puntos en mi brazo y una vida q rehacer.!", denunció en Facebook.
Sol Ludmila como tantas otras mujeres, sufren los bemoles de la violencia de género: Las heridas no duelen tanto a nivel físico, sino que el ataque impacta de manera más profunda y negativa en su identidad y bienestar social, y psicológico, hasta el punto de sentirse culpables y ser víctimas en silencio en repetidas ocasiones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Nely Soto
Nely Soto · Hace 12 meses

BIEN BIEN UN TIRO PARA QUE ORINE SENTADO QUE BARBARO, COMO PUEDE SER VALIENTE CON UN CUCHILLO, VE A UN PSIQUIATRA URGENTE.-

franco gonzalez
franco gonzalez · Hace 12 meses

LO MISMO DIGO. PORQUE LA JUSTICIA ES AL PEDO.

RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 12 meses

A mi hija le llegan a hacer esto le meto al hdp un tiro en las bolas para que de ahora en mas orine de sentado


Se está leyendo ahora