En diálogo con El Tribuno, el excombatiente de Malvinas Humberto de Jesús Chasampi contó que días atrás tomó conocimiento de la subasta por internet de una carta escrita por su madre y que lo tenía como destinatario. Esa, su única pertenencia durante los tiempos de guerra, le había sido sustraída por los ingleses en Puerto Argentino mientras permanecía como prisionero.
La misiva fue subastada en Londres vía eBay. Chasampi es un vecino de la localidad de Cerrillos que ahora busca recuperar esa hoja escrita de puño y letra por su mamá y que le dio ánimos para superar los momentos más difíciles de su vida, la rendición y confinación por parte de los invasores.
Un 'cazador' de objetos de conflictos bélicos, oriundo de Tres Arroyos, provincia de Buenos Aires, se enteró que el portal de eBay la tenía a la venta en Europa y rastreó al destinatario hasta que lo encontró. La misiva estaba dirigida a Humberto de Jesús Chasampi hace 34 años. A este hombre, hoy lo embarga la emoción.
En diálogo con El Tribuno, Chasampi expresó: "Esa carta fue el único contacto con mi familia durante los días en que fui prisionero de los ingleses. Es el pilar en el que me apoyé. La leía día y noche, luego en una requisa me la quitó un soldado británico. Quiero recuperarla, porque es parte fundamental de mi historia".
CARTA.jpg
¿Cómo nace la historia de la carta?
Yo participé de la Guerra de Malvinas en 1982 como cabo segundo de Infantería de Marina. Tenía tan solo 19 años y era jefe de un grupo de tiradores. Una semana antes de caer prisionero a manos de los ingleses recibí una carta de mi madre, Elina Dominga Guaymás de Chasampi . Era, según recuerdo, un 4 de junio. En ella mi mamá me daba ánimos y me expresaba todo su cariño y el de mi familia. Por aquellos tiempos mis padres y tres hermanos vivían en Catamarca.
Ella, en esa carta, me decía que todos estaban bien en mi casa y que les daba mucho gusto saber que yo estaba bien y vivo, y que solo debía preocuparme por cumplir con mis deberes de soldado.
El día 20 de ese mismo mes caímos prisioneros y perdí todo contacto con mi familia. Solo esa carta, en la que aún permanecen impresas las palabras escritas por mis afectos hace 34 años, me acompañó durante ese duro período, tal vez el más difícil de mi vida.
chasampi 2 ok.jpg
¿Pudo conservarla mientras estuvo prisionero?
Sí, la conservé. En uno de los bolsillos del pantalón guardaba mi plan de fuego y en el otro, la carta de mi madre. Nos confinaron en un sector del predio del aeropuerto, tomado por los ingleses. Allí armamos un refugio con chapas y permanecimos unos 20 días, más o menos. En esas circunstancias se pierde la noción del tiempo.
El único nexo con mi familia y el mundo exterior era esa carta. La leía varias veces al día, durante todos los días en que permanecí allí. Recuerdo que eran momentos felices cuando me sentaba a repasar una y otra vez esas líneas que me daban aliento y fuerzas para resistir. Lo recuerdo como si hubiese sido ayer.
Cuando nos liberaron, en una requisa en Puerto Argentino un soldado inglés me la quitó. Nunca más supe de ella hasta hoy.
¿De qué forma se enteró de su existencia?
A través de un hombre de Tres Arroyos, provincia de Buenos Aires, que colecciona objetos de guerra. Vio la fotografía de la carta que era subastada por eBay en Europa.
Con el dato del destinatario comenzó a buscarme hasta que me encontró a través de facebook. Le voy a estar eternamente agradecido. Cuando recibí la noticia me quedé helado. Fueron muchos sentimientos los que me embargaron. Lo primero que recordé al ver la fotografía de la carta fueron las manos de mi madre, suaves, delicadas, manos de mamá a las que de niño solía acariciar por horas. También sentí frustración. Atiné a llamar a una de mis hermanas para ver que podíamos hacer y ella se puso en contacto con eBay Inglaterra, pero la carta ya había sido vendida.
Ahora estamos tratando de rastrearla a través de un contacto con el representante de eBay Argentina para saber quién la adquirió. Yo era el destinatario de esa carta, es parte de mi historia.
Mi madre falleció hace tres años. Esas palabras, ese papel y ese mensaje tienen un gran valor para mí. Son parte de mi historia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


bagre chuzero
bagre chuzero · Hace 6 meses

Cuanta emocion hermano salteño..Dios la pondra en sus manos..nunca baje los brazos ebay tiene el registro de quien la compro..esa persona se la tiene que enviar

Guillermo Solá
Guillermo Solá · Hace 6 meses

Estimado Chasampi: Dios quiera que cuanto antes Ud. se reúna con esa reliquia tan querida. Lo tendría Ud. merecido completamente. Seguramente que Dios lo querrá. Un abrazo.