Las tasas que deben pagar las entidades financieras por los depósitos a plazo fijo aumentaron desde ayer y se ubicarán entre 26,3 y 29,1 por ciento anual, en un intento por frenar el vuelco de los ahorristas al dólar.
Las tasas mínimas con que las entidades financieras remunerarán a los ahorristas se ubicarán en torno de 26,3 por ciento (TNA) para colocaciones de 30 a 44 días y por encima de 29,1 por ciento (TNA) para las realizadas a 180 días o más. El Banco Central argumentó que "aumentar en 300 puntos básicos la tasa de interés de las Lebac en pesos se traducirá en un incremento de la remuneración mínima que perciben los ahorristas por sus depósitos a plazo fijo".
Sostuvo, además, que "la medida se orienta a estimular el ahorro en moneda nacional", mientras recordó que "se trata de la tercera oportunidad desde octubre de 2014 en la que se mejora el rendimiento a los ahorristas". En ese sentido, indicó que "los plazos fijos minoristas aumentaron aproximadamente 17.400 millones de pesos en los últimos tres meses y alcanzaron un incremento interanual de alrededor del 54 por ciento". Durante la semana, por otro lado, el organismo que conduce Alejandro Vanoli también había decidido elevar del 10 al 20 por ciento las garantías que deben constituirse para celebrar contratos en el mercado de futuros del dólar, tras la polémica generada por el fuerte aumento de las operaciones en esa plaza local.
En tanto, la consultora Economía & Regiones (E&R) evaluó en un informe que la medida de subir las tasas de los plazo fijo expone que el patrimonio del Banco Central es realmente crítico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora