Las exportaciones han crecido en Salta en los primeros seis meses del año, dando cuenta de visos de reactivación con relación al amesetamiento de 2015, cuando se colocaron productos en el exterior por el valor más bajo de los últimos cuatro años. Así lo releva un reciente informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
En el documento se especifica que "en el primer semestre de 2016 las exportaciones de la provincia de Salta aumentaron un 16,8% respecto a igual período del año anterior, y alcanzaron 389 millones de dólares, representando así el 1,4% del total exportado por el país".
No obstante, los indicadores señalan que la exportación salteña se focaliza exclusivamente en los productos primarios que salen al exterior sin ningún tipo de valor agregado: lejos está aún la prometida industrialización.
Hay un dato positivo en la comparación entre 2013 y 2016: la incidencia de Salta en el total nacional de exportaciones. Hace tres años representaba el 1,1% de la suma del país, mientras que en este año tuvo una leve suba al 1,4%.
Pero para dimensionar esa incidencia en el plano nacional (1,4% del total de dinero producido por exportaciones), vale decir que la población total de Salta representa el 3,02% del total del país. Por ende, Salta tiene más incidencia a nivel demográfico que en materia de comercio exterior y flujo de divisas. También se lo puede observar desde otra lógica de comparación: es la octava provincia con más población y la novena con más incidencia en los caudales por exportación.

¿Qué se exporta?

La clasificación propuesta por el Indec divide las exportaciones en cuatro conceptos: productos primarios (PP), manufacturas de origen agropecuario (MOA), manufacturas de origen industrial (MOI) y combustibles y energía (CE). La gran mayoría de ingresos por exportaciones de Salta provienen de divisas generadas por PP: 291 de los 389 millones de dólares totales.
Al cuadro lo completan 52 millones generados por las MOA, 37 millones emanados de las MOI y 10 millones de las CE. Este último concepto tuvo una significativa caída con respecto al primer semestre de 2015, cuando fueron 25 los millones aportados. Si se va más atrás en el tiempo, el derrumbe de las CE es notable, en igual período de 2014 aportó 209 millones y en 2013 habían sido 184.
El documento puntualiza que, en el caso de Salta, "los principales productos exportados fueron tabaco sin elaborar, que representó el 20,5% del total, le siguieron las hortalizas y legumbres sin elaborar -fundamentalmente las legumbres- con un 19,8%, igual alícuota que los cereales -maíz-, y por último las semillas y frutos oleaginosos -soja- con un 8,4%".
Contrariamente a lo que suele creerse, la soja fue el producto de exportación menos vendido, detrás del tabaco, las legumbres, las hortalizas y el maíz. Además, es el único tipo de exportación que cayó en relación con su volumen de ventas del primer semestre de 2015.

A mediano plazo

Cierto es que el caudal de utilidades generadas por exportaciones creció en la comparación interanual, es decir tomando en cuenta los resultados de los primeros semestres de 2016 y 2015. Pero si se toman en cuenta los años anteriores, 2014 y 2013, el alza en este último año es solo un repunte que aún es insuficiente para alcanzar los niveles logrados en períodos anteriores.
En 2013, Salta amasó 422 millones de dólares por sus ventas al extranjero, y en 2014 trepó a los 439 millones. La caída entre los primeros semestres de 2014 y 2015 fue estrepitosa: 94 millones menos. Con el repunte de este año, todavía se está un 7,8% por debajo de los índices de 2013, y aún más lejos de los de 2014.
Poniendo la ecuación en números absolutos, son 33 millones menos los que se produjeron en el primer semestre de 2016 con relación a los acumulados en igual período de 2013. Ello, a pesar de que entre 2015 y 2016 el incremento fue de 56 millones.

Tendencia nacional

El crecimiento de Salta se enmarca dentro de una tendencia regional. El Noroeste aumentó sus divisas por exportaciones en un 15,1%. Esta zona, que aporta un 5,8% al total nacional de exportaciones, fue la única que tuvo un alza en el primer semestre. Tanto la región pampeana como la patagónica, la de Cuyo y el noreste (NEA) disminuyeron sus utilidades por comercio exterior.
La región cuyana, que tiene como principal enclave de referencia a la provincia de Mendoza, retrajo sus ganancias por exportaciones en un 12,8%.
La Patagonia tuvo una caída del 7,7%, mientras que el NEA decayó en 7,4 puntos porcentuales. De la suma nacional resulta que en el primer semestre se obtuvieron 27.706 millones de dólares por exportaciones.
En la división entre provincias, se destaca el desempeño de Santa Cruz, que acumula una masa de dinero generado por exportaciones solo menor que el que atesora Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.
De todas formas, los 960 millones de dólares generados en el primer semestre de 2016 estuvieron por debajo del pico de 1065 que se acuñaron el año pasado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Erik Larsen
Erik Larsen · Hace 6 días

Y daaaale con la gansada de menospreciar la producción primaria. Chile tiene trabajo y riqueza gracias a la minería. EEUU tiene laburo y muchísima plata y poder gracias a sus gigantescas extensiones de maíz, remolacha, ganado, etc. Pero aquí se mira feo al laburo y la riqueza de los productores primarios. Hay que dejar atrás ya el cuento de la industrialización y concentrarnos en lo que el país es competitivo. Si se indutrializa, mejor, pero sino igual vayan los aplausos para los productores.

Se está leyendo ahora