*

Subió el GNC y un taxista deberá gastar unos $ 100 más
El fuerte aumento que tuvo el CGN en las últimas horas golpeó de lleno el bolsillo de los taxistas y remiseros. Es que de acuerdo a un cálculo que hicieron desde el sector, un trabajador que carga tres tanques diarios para su jornada laboral gastará poco más de 100 pesos de lo que venía invirtiendo hasta ahora.
Si bien por el momento no son todas las estaciones de servicio las que aumentaron el precio del metro cúbico de GNC, lo cierto es que el combustible pasó de 6,65 a 9,65 pesos de un día para otro. El aumento de tres pesos de una vez amenaza con generar una fuerte crisis en el sector de los trabajadores del volante. En marzo pasado hubo otra suba.
"Hay un descontento muy grande de los compañeros por la rentabilidad. Cargar el cilindro (de 10 m3) cuesta unos 100 pesos y una persona que cargue tres cilindros para trabajar gastará ahora unos 100 pesos de más. Eso era parte de su ganancia", señaló a El Tribuno Ernesto Alvarado, titular de Sicotasa.
El gremialista dijo que "con esto dejamos de ganar. Más si hay que sumarle el estado de las calles que deterioran los autos, se pone todo peor".
Alvarado también contó que antes de la abrupta suba, ellos habían pedido una readecuación de tarifa a la AMT. Allí solicitaron que la bajada de bandera pase de los actuales 10 a 12 pesos y la ficha de 85 centavos a 1 peso. "Con el aumento del gas, la AMT tiene que tomar nuestro reclamo", señaló.

Costos elevados

Víctor Coronel, del Centro de Taximetristas de Salta, también reclamó una urgente readecuación de la tarifa, al tiempo que habló de los costos que significa tener un taxi.
"Es muy difícil tener un taxi, ya que tenés que tener en cuenta el combustible diario, los cánones que pagamos, el monotributo y otras cosas. Por lo menos 12 mil pesos nos sale mover un auto todos los meses. Y rogá que no se rompa", dijo.
También hizo hincapié en que el trabajo fuerte de los taxistas se da del 3 al 18 de cada mes, y el resto el movimiento es bajo. Coronel aseguró que los feriados perjudican mucho el trabajo de los taxis, ya que en las calles no hay nadie. "Yo tengo una parada en el hospital San Bernardo y un feriado no hay nadie", señaló.
El taxista también aseguró que un chofer se está llevando el 35 por ciento de la recaudación, y que si además tiene que hacerse cargo del combustible, no le queda nada de ganancia.
Ernesto Alvarado,de Sicotasa, también puso el ojo en otra cosa: "A las estaciones les venden el gas a boca de pozo a 2,82 pesos y pagan unos dos impuestos. Y a nosotros no los venden a más de 9".
El sindicalista aseguró que ahora analizarán el escenario y luego tomarán las medidas necesarias, como salir a las calles o hacer boicot a algunas estaciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...