A principios de 2013 se lanzó en Salta, bajo la órbita de la Subsecretaría de Empleo de la Provincia, el programa Intercosecha. La iniciativa consistía en brindar un subsidio a los trabajadores temporales del sector agropecuario, que dada la estacionalidad de las cosechas, quedaban cesantes durante algunos meses del año.
Tuvo buena acogida, y desde aquel momento la cantidad de favorecidos ha ido en incremento. De todos modos, los requisitos para ser subsidiado generan una dificultad para aquellos trabajadores golondrina que llegan a la provincia solo en la temporada alta. Además de ser mayor de edad y tener DNI argentino, se debe ser residente permanente.
El beneficio se divide en cuatro pagos para cada trabajador, distribuidos en diversos meses del año en los que la producción agropecuaria prescinde de mucha mano de obra, sobre todo aquella que se encarga de las cosechas. Los jornaleros del tabaco, por ejemplo, representan una gran cantidad de trabajadores temporales abarcados por el programa Intercosecha, alrededor del 85% de los subsidiados se nuclea en torno al sector tabacalero. En 2015 se invirtieron 84 millones de pesos en el marco del Intercosecha
La iniciativa, durante el último año, abarcó a unos 14.000 trabajadores, según consigna el titular de la Subsecretaría de Empleo, Nelson Lecouna de Pratt. En 2013 eran 11.132 los que percibían el subsidio, y según indicaba por aquel entonces quien era ministro de Trabajo, Rubén Fortuny, para 2017 habría 22 mil trabajadores cubiertos. Si la proyección de Fortuny se cumpliera, se deberían incorporar 8 mil trabajadores entre este año y el venidero.
El estipendio para cada trabajador es de 1.500 pesos mensuales, casi el doble que al comienzo del programa, cuando el monto era $800. Por año, cada beneficiario del subsidio percibe $6.000, es decir, apenas por debajo del salario mínimo, vital y móvil, que actualmente se calcula en $6.060.
Teniendo en cuenta esos datos, Lecouna de Pratt estima en aproximadamente 84 millones de pesos la erogación por parte del Estado provincial para sostener este programa de auxilio para los trabajadores temporarios del campo. A pesar de la magnitud de esa inversión, el programa solo alcanza para garantizar un ingreso mínimo a los jornaleros, 1.500 pesos en cada mes sin trabajo.
El trámite para inscribirse es gratuito y no requiere mayores esfuerzos más que la presentación de documentación de fácil acceso y el llenado de formularios que provee la cartera de Trabajo. Las diligencias deben ser realizadas todos los años.
El antecedente inmediato de este subsidio fue un convenio que el Gobierno provincial firmó el 6 de mayo de 2009 con una serie de trabajadores temporarios del agro. En aquel entonces se contempló distribuir los aportes en cuatro pagos, que fueron de 225 pesos. Actualmente el programa Intercosecha paga seis veces más que eso. En ese primer subsidio brindado por el Estado se favoreció a más de 5.000 trabajadores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora