La mayor parte de las concesionarias de Salta se plegarán en los próximos días a la línea de créditos que lanzó el Banco Nación la semana pasada, destinada a la adquisición de vehículos 0 km de producción nacional. Volkswagen, Ford y Fiat son las fábricas que están adheridas a la iniciativa pero cada sucursal debe suscribirse de forma autónoma, lo que irá sucediendo en el transcurso de las semanas siguientes.
Algunos gerentes de franquicias locales adelantaron que los rodados que se ofrecerán para los interesados serán las camionetas Amarok y Ranger y los automóviles Surán y Focus. No se especificaron los modelos, cuestión que se determinará una vez que se implemente definitivamente la línea. Las sucursales de Fiat aún no definieron qué vehículos pondrán a disposición para éstos créditos, aunque adelantaron que el Palio y el Siena podrían ser los elegidos.
El Tribuno dialogó con referentes provinciales de las marcas adheridas, quienes confirmaron que la semana pasada mantuvieron reuniones con miembros de la sucursal salteña del Banco Nación, pero comentaron que recién en los próximos días se terminará de poner en funcionamiento la línea de créditos. Cada sucursal deberá irse sumando al convenio marco que se rubricó a nivel nacional.
En cuanto a la forma de implementación, aclararon que será idéntica a lo anunciado para todo el país, tanto en montos como en porcentajes de intereses. Para automóviles el tope de los créditos trepa a los 450 mil pesos, mientras que para las utilitarias, también llamadas pick ups, las posibilidades se extienden a 800 mil. Las tasas fijas más bajas son del 25% anual y el plazo de devolución es de hasta 36 meses.
Los agentes afirmaron que las camionetas Amarok y Ranger, y los autos Surán, Palio, Focus y Siena serían los ofrecidos.
Esas condiciones, las más auspiciosas, se aplicarán en el caso de quienes ya sean clientes del Banco Nación, ya que para aquellos que no tengan cuentas en la entidad, la tasa anual ascenderá a 35%. No obstante, esas cuestiones terminarán de puntualizarse por caso, una vez que la línea ya esté en marcha y que los convenios de cada sucursal ya estén en vigencia.
Las concesionarias suman
La iniciativa crediticia fue impulsada por el citado banco y su homólogo, el Provincia, que no tiene sucursales en Salta. Consultados por este medio, los gerentes del Nación confirmaron que la iniciativa aún no está en marcha, pero que no tardará en instrumentarse, una vez que cada concesionaria vaya firmando su convenio con la parte que aporta la financiación.
Los gerentes comerciales de las sucursales de ventas de rodados indicaron que para sostener en tasas bajas la línea de créditos, las firmas también hacen su contribución absorbiendo parte de los intereses impuestos a los beneficiarios del financiamiento. El plan original que surge de las entidades bancarias tiene tasas del 30% para clientes y 40% para los que no tienen cuentas en el Nación o el Provincia.
Las fábricas que se sumaron a esta línea se comprometieron a absorber un 5% de los intereses anuales, en todos los casos. Debido a ello, las tasas finales quedaron en 25% en el mejor de los casos y 35% en los de mayor carga.
Las fuentes consultadas del Banco Nación aseguraron que una de las cuestiones que aún faltan determinar es las condiciones que se les impondrán a los que deseen acceder a los créditos para adquirir nuevos vehículos.
Entre otras cosas, se debe ver qué ingresos mínimos se necesitan y cómo se calcularán las proporciones, es decir, a qué monto de crédito se podrá acceder en relación con la cantidad de ingresos que se acrediten. La evaluación patrimonial será otro aspecto a tener en cuenta para ponerle techos a cada beneficiario.
Para acceder a automóviles, los topes se fijaron en 450 mil pesos, mientras que para utilitarios se puede contraer hasta 800 mil.
Nuevo escenario
Ante el cambio de gobierno en diciembre último y los nuevos rumbos que adoptó la economía nacional, los gerentes comerciales consultados comentaron que detectan una leve disminución en las ventas, sobre todo en los automóviles de media y baja gama. Con la quita de las cargas fiscales sobre los vehículos extranjeros y de elite, la demanda se aceleró de forma notoria.
De todas maneras, confían en que a más largo plazo las ventas mejorarán ya que la economía arribaría a una situación de estabilización. Un síntoma actual que les permite fiarse de esa expectativa es la mejora en las condiciones de desenvolvimiento de su área de negocios. A través de la apertura de las exportaciones, dijeron, su oferta se multiplicó haciendo que su stock creciera y generando, consecuentemente, que se disminuyan algunos precios y que sea viable sostener promociones.
"Gracias al ingreso de más stock estamos pudiendo mantener los precios en los autos de media y baja gama, además de agregar promociones", remarcó el gerente de una sucursal de Pusetto Volkswagen que luego añadió: "Gracias a eso estamos sosteniendo un nivel de ventas aceptable también en ese tipo de coches". Aseguró que la línea de créditos será importante también para el fomento a la industria nacional.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora