Si te fascina el colorido y el exotismo de la decoración árabe, podés incorporarla a tu casa siguiendo unos pocos pasos. Este estilo se caracteriza principalmente por tres aspectos fundamentales: color, formas geométricas y sensualidad.
La estimulación de los sentidos es clave en un interior árabe, así que otro detalle a cuidar es la cuestión aromática.
El colorido en este estilo se gana sobre todo a través de los accesorios decorativos. Colchas, almohadones, cortinas y alfombras son los encargados de darle vitalidad a los interiores, mientras que las paredes son las que compensan esta intensidad permaneciendo de un color neutro (beiges y blancos). Las alfombras y los kilims revisten los suelos y tapizan las paredes en las casas tradicionales árabes dando una sensación de calidez inigualable.
Para los accesorios buscá tonos como el naranja, el ocre, el teja, el fucsia, el malva o, incluso, un verde intenso. Pero nunca usés más de tres tonos por ambiente.
Las formas geométricas son una tendencia en este estilo. Si tienes que optar por un color liso o por una forma geométrica, no lo dudés ni un segundo.
decoracion arabe 2.jpg
En cuanto a los materiales protagonistas en la decoración árabe, la madera es la principal estrella, sobre todo para los muebles.
Para los accesorios podemos recurrir al barro para vasijas, jarrones o recipientes, o al hierro de forja para faroles o espejos.
Un accesorio muy típico de este estilo son las mesas de madera labrada muy bajas, de forma redonda o hexagonal, y también las mesas redondas en forja con bandeja de té. Son los dos tipos de mesas auxiliares más destacadas si querés lograr una decoración propia de Las mil y una noches.
Para cortinas o tejidos, optá por texturas sedosas como el terciopelo o la seda. Potenciá el uso de bordados y lentejuelas. Para las alfombras debés buscar tejidos pesados. Además no deben faltar cómodos pufs para sentarnos a ras de suelo, sofás de corte bajo y muchos almohadones.
decoracion arabe.jpg
No olvidés el efecto de los aromas en este estilo, así que no dudés en incorporar en las habitaciones velas o pequeños inciensos. Siguiendo esta misma idea, las flores o las plantas de interior también son elementos a tener en cuenta.
Si querés crear un cuarto de baño de estilo árabe, las paredes deben estar recubiertas con azulejos. Estos pueden presentar adornos florales o motivos geométricos.
La iluminación es clave en estos ambientes: debe ser lo más indirecta y cálida posible. Así que potenciá la presencia de lámparas de pie o de mesa, pantallas de papel, candelabros y velas.
Si deseás mantener una iluminación central y cenital, se puede utilizar una pantalla para crear una luz tamizada, optando por un variador de tensión, con el fin de acentuar el aspecto tamizado de la habitación. En cualquier caso, siempre debés optar por una lámpara de corte árabe. Si no fuera así el caso, corrés el riesgo de romper con el estilo que querés imponer en la casa.
decoracion bohemia arabe 2.jpg
Un elemento fundamental de este estilo son los accesorios como los espejos con marcos metálicos dorados o negros y de madera, la vajilla en tonos azulados, ocres y rojizos, jarrones y cerámica típica de la zona.
El color fundamental en el diseño interior y exterior del estilo árabe es el azul, de fuertes influencias del Atlántico y el Mediterráneo. El tono que abunda en muchas ambientaciones es el color mar turquesa.
También son infaltables las camas con dosel. Este tipo de muebles desprenden mucho romanticismo y le dan al lugar un semblante realmente misterioso. Incorporá una cama con dosel de las dimensiones que más te gusten o un precioso diván, que también puede servir como cama. Las estructuras de hierro forjado y con variadas figuras geométricas son perfectas para dormitorios árabes.
Todos estos son elementos que te ayudarán a conseguir el exotismo de la decoración árabe con un toque bohemio.
Siguiendo estos pasos podrás darle a tu hogar un aire exótico, íntimo, misterioso, elegante y acogedor. Todo ello lo podemos encontrar en la estética árabe, un estilo de decoración que es capaz de transmitir un sinfín de sensaciones placenteras, trasladándonos al especial encanto de esa cultura.

Protección de los muebles de cuero
Decorar la casa con muebles de cuero es una opción que aporta un toque único. Sin embargo, este material requiere de cuidados:
  • Deberemos tratar de que la luz solar no incida de forma directa sobre el mueble. Tampoco debe colocarse al lado de estufas, de lo contrario, el cuero se agrietará.
  • Mantener los muebles limpios de polvo usando paños suaves.
  • No limpiar el cuero con agua y jabón o cualquier otro producto genérico que contenga componentes químicos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora