Cerca de las 14 del lunes un cuerpo fue descubierto por un vecino del barrio San Isidro en General Gemes. La versión daba cuenta que un muchacho de unos 30 años se habría ahorcado. Yacía sobre una lomada que recubre la represa del ingenio azucarero, a metros de la cancha de fútbol de Paz Junior.
Varias personas llegaron al lugar antes que la Policía para tomar fotos y, a la vez, contaminar el escenario. La hipótesis de un crimen surgió luego de que las personas en llegar al lugar indicasen que la víctima tenía las manos atadas y un raspón entre la cara y el cuello.
Al llegar la Policía despejó la zona, luego llegó la Brigada de Investigaciones y el Cuerpo de Investigaciones Fiscales. Cerca de las 19 los efectivos certificaron que se trató de un suicidio. Sin embargo, hasta ayer no se pudo saber la identidad de la víctima. Según indicaron, una de las manos estaba atada pero la otra tenía un nudo corredizo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora