*

Luján Sodero Calvet explicó que la investigación que lleva adelante por supuestos delitos sexuales cometidos por dos sacerdotes, inició tiempo atrás y la mayor dificultad que afronta es que muchos de los testigos que son mencionados, se encuentran algunos en otras provincias y otros en el exterior. En breve definirá si hay elementos suficientes para formalizar una acusación.

La fiscal penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, María Luján Sodero Calvet, se refirió a la investigación que lleva adelante sobre dos sacerdotes del Instituto Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, acusados de cometer delitos sexuales y reveló que aún no se ha formalizado una acusación en contra de estas dos personas y que se encuentra recabando testimonios y completando pericias que aporten datos a la investigación.

Una de las dificultades que enfrenta en esta investigación iniciada en 2015 y a la que define compleja y muy profunda, fue que varias de las personas que son mencionadas como testigos de los abusos denunciados, se encuentran en otras provincias y otras incluso fuera del país debido a la movilidad que tienen por la actividad religiosa.

La fiscal no descartó que en breve pueda definir si los elementos reunidos son suficientes para formalizar la acusación ante el Juzgado de Garantías 1 contra los religiosos Rubén Agustín Rosa Torino y Nicolás Parma. Para la jornada de hoy se espera que una ex religiosa que denuncia haber sido víctima de abusos, se presente en la Fiscalía para brindar una ampliación de su testimonio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...