La canciller Susana Malcorra afirmó ayer que "no siempre se logra lo máximo endureciendo totalmente las posiciones", con lo que dejó entrever que la Argentina imprimirá un nuevo giro sobre la cuestión Malvinas bajo la presidencia de Mauricio Macri.
Durante una entrevista con agencias de noticias la canciller se mostró entusiasmada por el avance de un tratado de libre comercio con la Unión Europea a través del Mercosur y el acercamiento a la Alianza del Pacífico, a la vez que advirtió que "la noción de que cerrándonos hay más oportunidades de trabajo quedó desvirtuada".
Usted habló de desideologizar las relaciones exteriores...
Sí, pero cuando digo que hay que desideologizar las relaciones exteriores no estoy diciendo que la ideología no existe o que no es importante, sino que tenemos que tener relaciones que vayan mas allá de la ideología. Uno puede hablar con la gente con la cual comparte todo con mucha comodidad, pero tiene que ser capaz de hablar con aquél con quien solo comparte algunas cosas y tender puentes con ellos. Una cosa que aprendí en las Naciones Unidas es que uno no dedica mucho tiempo a los amigos, sino a los adversarios. Todo eso hace que haya muchas oportunidades de encontrar una agenda común desde la diversidad.
¿Cuál va a ser la postura en torno de la causa Malvinas?
Este es un tema constitucional y no opcional, que establece que es una cuestión prioritaria para el país, por lo que vamos a mantener los principios de la Constitución. Dicho esto, Malvinas también hay que verlo en el contexto del Atlántico Sur. Vamos a crear un área, probablemente una subsecretaría del Atlántico Sur en el que va a estar inserta la cuestión Malvinas. El objetivo es hacer un análisis de las posiciones que vamos a defender con la misma seriedad y convicción que se ha hecho hasta ahora pero al mismo tiempo ver qué cosas nos ayudan a resolver el tema y otra serie de temas.
Vamos a ser evolucionarios y no revolucionarios porque tenemos una base sobre la que trabajamos que es la Constitución, pero al mismo tiempo vamos a integrar el conflicto con una perspectiva un poco más amplia.
¿Cómo cree que manejó el Gobierno anterior el tema Malvinas?
Creo que el Gobierno anterior hizo de Malvinas el tema central con una posición muy dura al respecto y no siempre se logra lo máximo endureciendo totalmente las posiciones, lo que no quiere decir que uno vaya a ceder en los principios.
Ahora tenemos que mirar dónde se calibra la posición para que la defensa de los intereses de la Argentina se mantenga, pero que se sostenga con objetivos más concretos de resolución de cuestiones.
"Hay que ser capaz de hablar con quien solo se comparten algunas cosas y tender puentes". "El Presidente piensa limitar los viajes ya que hay mucho que hacer puertas adentro".
¿Va a avanzarse en el nombramiento de embajadores sin previo paso por el Senado?
Nosotros necesitamos obtener el plácet de los embajadores y para nuestra alegría ya hay varios que lo han hecho de manera muy rápida, tanto de políticos como de carrera, lo cual es una señal muy positiva. Ahora yo estoy enviando a la presidencia los embajadores políticos con los que tendría que hacerse el proceso, lo que no hemos definido es si lo vamos a hacer directamente o lo vamos a mandar al Senado. La realidad es que habiendo ya avanzado y obtenido el plácet se puede hacer un montón de trabajo administrativo previo para hacer el traslado inmediato. Ya dieron el plácet Brasil, Uruguay, Chile, Paraguay, el Vaticano, en tiempo récord y tenemos confirmaciones verbales aún no escritas.
¿Es posible que el Presidente se encuentre con el Papa en una escala del viaje a Davos?
Por ahora son trascendidos periodísticos, pero el Presidente también esta pensando en limitar los viajes en primer período porque hay mucho que hacer puertas adentro. Ya definí una agenda con la vicepresidenta, Gabriela Michetti, de prioridades de visita y hemos acordado un plan inicial en Latinoamérica y Asia. Vamos a usar todas las herramientas disponibles para que la presencia de la Argentina en el mundo esté al más alto nivel.
¿Qué impacto tuvo en el Merco 
sur el reclamo de Macri a Venezuela por los derechos humanos?

Hubo un reconocimiento de que el Presidente fue muy claro y directo y como tal sirvió para cristalizar la declaración de derechos humanos que aprobó el bloque. Este principio vamos a defenderlo siempre y aplica a todos los socios. Tenemos que trabajar como grupo para hacer un espacio modelo en materia de derechos humanos y hay que encontrar mecanismos para que la verificación de cumplimiento sea sistematizada. Uruguay va a tomar este tema con prioridad absoluta para avanzar en la próxima reunión, que es la forma institucional de resolver las cuestiones y no una persecución en particular a Venezuela.
En la cumbre se acordó además avanzar en un acuerdo de libre comercio con la UE... ¿Se hará una oferta más importante?
En la negociación con la Unión Europea estuvimos de acuerdo y vamos a avanzar. La oferta global del Mercosur está casi en el 87% (de los bienes y servicios) y Europa está pidiendo que lleguemos a una ambición del 90%. Le hemos explicado que el 87 es el piso y que trabajaremos para mejorarla. Pero para eso debemos trabajar las dos partes en conjunto: hay que poner simultáneamente sobre la mesa las propuestas y la propuesta europea sin dudas tiene que incluir la cuestión agrícola.
¿Qué tipo de recaudos debe haber para el cuidado de la industria nacional, que es el primer temor ante cualquier tratado de libre comercio?
Ese es un temor sobre el cual debemos trabajar. Ninguno de estos tratados se producen del día a la noche. No es que entran en vigencia y a partir de mañana se aplican todas las causas, sino que tienen una gradualidad para la implementación que tiene que ver con dejar el tiempo para la maduración de las distintas industrias y sectores para llegar a la competitividad necesaria.
¿No hay riesgos para los puestos de trabajo?
El objetivo que tenemos es la pobreza cero y eso se logra de manera sustentable con trabajo de calidad de valor agregado y en los que la gente tenga visión de largo plazo de que puedan mantenerse de manera rentable para las empresas y satisfactoria para el trabajador. Esto requiere entrenamiento, capacitación, inversiones... Es decir que hay una adecuación que se necesita.
La noción de que cerrándonos tenemos más oportunidades de trabajo es una noción que quedó desvirtuada por ejemplos concretos.
¿Por ejemplo?
Es el caso de Chile, donde han demostrado que pueden ser capaces dentro de una inserción planificada y madura, que no tira por la ventana las cosas de un día para el otro, de hacer una genuina adaptación de la economía sin perder de vista que la gente es lo que está primero y que mientras se producen transiciones hay necesidad de que el Estado proteja de una manera adecuada. No hay ninguna intención ni posibilidad de que las puertas se abran de un día para el otro para que entre cualquiera de cualquier manera. Todo tiene que hacerse en un planteo de madurez en el cual los intereses de los argentinos se resguarden bien.
¿Cómo va a ser el acercamiento a la Alianza del Pacífico?
Ya hay acuerdos con países del Mercosur y lo que hay que hacer es profundizarlos y hacerlos de manera más integrada. Todo lo que se pueda hacer desde el Mercosur es beneficioso. Algunas veces nos quedamos tanto en la obsesión del título cuando en la vida real pasan más cuestiones. Creo que hay que terminar eso y concretarlo de forma tal que le sirva a todos. El Mercosur es el mejor camino. Tiene una cláusula que establece que ninguno de sus miembros puede hacer acuerdos de forma independiente... ­Entonces probémonos que somos capaces de implementar lo que escribimos!
¿Cuál política de Timerman hay que desandar?
Creo que algunas cuestiones se han manejado en sentido de blanco o negro que me parece que no son la mejor forma de defender los intereses de la Argentina. Me parece que hay que ver en aquellos casos que tenemos diferencias trabajar sobre ellas sin dejar de reconocer que hay áreas de oportunidades.
Mi gran sorpresa al volver después de 12 años es que ver que todo es dicotómico: estás conmigo o en contra, sos bueno o malo, es blanco o negro... y no es así, la vida a Dios gracias es una gran variedad de matices y grises y sobre eso debemos movernos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


korolev Serguei
korolev Serguei · Hace 11 meses

Malconcha ,como recupero CHINA hong kong usa esa estrateguia , argentina tiene que evoluvionar como potencia y por ende una revolucion en todos los sentidos , esta en nosotros , en cuanto es blanco y negro es asi, es si o no , ya los dijeron los Ingleses NO


Se está leyendo ahora