La madre de Marita Verón y presidenta de la Fundación María de los Ángeles, Susana Trimarco, destacó hoy que está "trabajando muy bien con la gente" del presidente Mauricio Macri y aseguró que tiene "muy buena relación".
"Estamos trabajando muy bien con la gente del ingeniero Macri. Tenemos muy buena relación", aclaró, despejando las versiones que indicaban lo contrario, especialmente a partir de la decisión del gobierno de exigirle la devolución de dos terrenos que la administración de Cristina Kirchner le había entregado a la fundación.
"Néstor y Cristina nos habían ayudado, pero hay que separar las cosas. Yo no llevo ninguna bandería política. Yo quiero tener buenas relaciones y ser una auxiliar del Estado para seguir ayudando a las víctimas", explicó la dirigente social en declaraciones a Canal Trece.
"Los políticos creen que yo hago todo esto que hago porque quiero ser candidata a algo. Nada que ver. A mí me han arrancado a mi hija y han destruido mi vida. Lo que hago, lo hago del corazón sin ningún interés político", afirmó.
Trimarco reveló que su relación con el kirchnerismo no había empezado con el pie derecho, y que le había costado mucho "sacarle la venda de los ojos" respecto de la problemática de la trata de personas.
"A mí me ha costado todo mucho. Me costó mucho sacarle la venda de los ojos al gobierno anterior, empezando por Néstor. A Néstor le dije de todo, le dije que el gobierno de (Julio) Miranda que está a la par de ellos estaba metido con la mafia", recordó.
Trimarco lamentó que el actual gobernador de su provincia, Juan Manzur, todavía no la haya recibido desde que asumió en octubre del año pasado, y al respecto remarcó: "Me cansé de pedirle audiencias".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora