*

Suspenden la evacuación en Alepo, en medio de acusaciones cruzadas
La evacuación de los asediados en los barrios del este de la ciudad septentrional siria de Alepo fue suspendida ayer en medio de acusaciones cruzadas de las partes sobre la responsabilidad de la interrupción.
La cadena subrayó que "grupos terroristas" cortaron también la carretera por la que debía llevarse a cabo una evacuación de enfermos y heridos de los pueblos de mayoría chií de Fua y Kefraya, en la vecina provincia de Idleb y cercados por el Frente de la Conquista del Levante (antiguo Frente Al Nusra, exfilial siria de Al Qaeda) y otras facciones.
La salida de los pacientes de esas dos localidades forma parte del acuerdo de evacuación de Alepo, ya que fue una de las condiciones impuestas por Irán, aliado del Gobierno de Damasco, para permitir la marcha de rebeldes y civiles de la mayor ciudad del norte de Siria.
Por su parte, el presidente de la oficina política de la insurgente Agrupación Fastaqim, Zakaría Malahifyi, dijo que el cese de la operación en Aleo fue debido a que "milicias iraníes con sus francotiradores atacaron el convoy a la altura de la zona Proyecto 1070, tras pasar por el corredor de Al Ramusa".
El líder del opositor Ejército Libre Sirio (ELS), general Ahmed Berri, aseguró que milicianos iraníes dispararon en las últimas horas contra uno de los convoyes de evacuados y mataron a tres personas.
Aun así, tanto el Observatorio Sirio de Derechos Humanos como la televisión siria apuntaron que el convoy con evacuados que los efectivos gubernamentales mantenían retenido pudo regresar a los distritos asediados de Alepo.
Berri recordó que el acuerdo para la salida de las personas sitiadas en Alepo fue negociado entre los rebeldes y Rusia, pero "los rusos no pueden solucionar este tema, porque no controlan a Irán ni al régimen (sirio) ni al partido de Satanás (en referencia a Hizbulá) en Alepo".
En cuanto a las negociaciones para desatascar la situación, el general opositor resaltó que "respecto a Fua y Kefraya no hay nada definitivo". No obstante, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos reveló que se espera de un momento a otro la salida de unas 4.000 personas de Fua y Kefraya, entre los que hay enfermos.
Esta fuente informó que fueron combatientes leales al Gobierno de Damasco y originarios de esas dos localidades quienes bloquearon la evacuación en Alepo en protesta por la falta de avances en Fua y Kefraya.
En ese sentido, una fuente de la opositora sala de operaciones de Al Rashidín, que colabora en la coordinación de la evacuación de Alepo, destacó que se desarrollan negociaciones para reanudar la operación en esta urbe y que habrá un anuncio al respecto próximamente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...