Tabacal Agroindustria subió el básico y su oferta salarial de mayo representa una mejora del 46,8% respecto del mismo mes de 2015. El dato fue puesto de manifiesto por la empresa azucarera, mientras el Sindicato de Trabajadores del Azúcar no solamente no acepta la propuesta salarial y laboral, sino que puso como condición la reincorporación de un empleado que la compañía despidió e indemnizó el año pasado.
La empresa ratificó que la oferta salarial y de gratificaciones se mantendrán hasta las 5 del martes próximo, dos días antes del paro anunciado por el gremio para el jueves 23, ya que habrá que volver a implementar la detención secuencial de las máquinas, según se explicó.
"La zafra 2016 está lejos de ser una zafra donde se haya podido trabajar normalmente. El sindicato decretó un paro antes de comenzar la paritaria y de no ser por la conciliación obligatoria, dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, la zafra no hubiera comenzado el 10 de mayo", señalaron.
Con el paro declarado para el final de la conciliación, el martes 8 la empresa se vio obligada a detener secuencialmente la producción. "Horas antes de la medida, con la actividad ya detenida inevitablemente por cuestiones de seguridad, llegó el anuncio de postergación. Y otra vez a arrancar sabiendo que en pocos días había que volver a parar, porque la medida esta vez empezaba el martes 14. Y nuevamente, sobre la hora, a arrancar cosecha y plantas", recordaron los directivos de la empresa, cuyo presidente, Hugo Rossi, remarcó que, pese a las negociaciones nacionales y en ámbitos de la Secretaria de Trabajo de Salta, el gremio rechaza todas las ofertas salariales y de condiciones. "Por lo tanto, seguimos teniendo un paro anunciado para el 23, lo que implicará detener otra vez las operaciones un par de días antes", dijo.
La empresa reiteró que el sindicato respondió que si no reingresa el trabajador Siles (despedido por razones disciplinarias y aun así recibió toda la indemnización de ley), no hay negociación, se rechazan todas las ofertas salariales y de condiciones. "Por lo tanto, seguimos teniendo un paro anunciado para el 23, lo que implicará detener otra vez las operaciones un par de días antes", dijeron.
"Ante la ausencia de un acuerdo sostenible, que defina la aceptación o no de lo propuesto, en forma concreta y sin el corrimiento constante de las medidas de fuerza, Tabacal retirará todas las propuestas el martes 21, a partir de las 5", se ratificó.

La propuesta
El básico para mayo fue elevado a $11.300, lo que implica un 46,8%. Se ofrece una gratificación extraordinaria de $6.000 para la categoría 1, a cobrar en efectivo o en 5 cuotas de $1.200 contra el cierre del acuerdo y otra gratificación extraordinaria de $6.000 en noviembre para todo el personal, a cobrar con la liquidación final en el caso de los temporarios y en cuotas de $1.200 para los permanentes.
La compañía remarcó también que "debido a las reiteradas detenciones secuenciales que estas amenazas de paro ocasionan, Tabacal ha decidido no abonar los salarios de aquellos trabajadores que durante la detención secuencial vayan dejando de prestar servicios, en lugar de pagar hasta el último turno ante del horario anunciado como comienzo del paro, como hasta ahora. Tampoco se pagarán los salarios a quienes no se presenten a trabajar en su turno, a partir de la comunicación gremial del levantamiento de las declaradas medidas de fuerza".
Para finalizar, los directivos de Tabacal remarcaron que "la actitud sindical parece estar destinada inevitablemente al conflicto, que a esta altura no solo generará enormes pérdidas a trabajadores y empresa, sino que pone en duda la viabilidad de la zafra, en estas condiciones de anormalidad".

Comunicado gremial
Sin firmas y a nombre de la comisión directiva, el Sindicato de Trabajadores del Azúcar de Yrigoyen consideró que la empresa "miente" y que "el básico actual de la categoría 1 es de $10.676 y la tira final es de $11.530". Al respecto, señalan que solo se ofrece un 5,8% de aumento al básico, "pero además hace un ofrecimiento salarial inferior al que ya se acordó".
Reclaman que "no quisieron poner por escrito la garantía de la fecha de ingreso para el año 2017, pero además se negaron a la reincorporación del compañero despedido sin justa causa".
El comunicado que llegó a los medios de comunicación, con una redacción con errores y poco esclarecedora, dice en otro tramo que "la negociación es un acuerdo entre partes, no una imposición para que gane solo Tabacal bajando los sueldos y trasladando los costos al bolsillo del trabajador. Habría que valorar una vez el trabajo de los compañeros quienes son los que generan las riquezas...".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora