"Los productores tabacaleros sufrimos todos los días el impacto de la suba de los costos, la pérdida de competitividad y la caída del volumen cosechado. Lo último que necesitábamos era resignar una cuarta parte de los fondos del FET", dijo Esteban Amat Lacroix, presidente de la Cámara del Tabaco de Salta, cuando sus asociados recibieron la liquidación correspondiente al mes de mayo de ese componente del precio del tabaco vendido durante la última campaña.
Los ingresos del FET provenientes de la recaudación por la venta de cigarrillos se recortaron casi 25% en mayo por la caída de las ventas en el mercado legal. Estos recursos, que son girados a las provincias, representan aproximadamente el 8% del precio total de la venta al público de cada atado y vuelven en forma directa a los productores.
Como se recordará, el 1 de mayo último el Gobierno nacional elevó la carga fiscal total del 70% a casi el 80% del precio de venta de los cigarrillos, lo cual, según cifras oficiales, recortó 45% las ventas en el mercado legal, impactando negativamente en la recaudación, en especial en lo que respecta al FET. El Fondo Especial del Tabaco fue creado por ley nacional como una ayuda o sostén del precio de la materia prima, y se reparte a lo largo del año entre los productores para sostener la actividad durante la época en que no hay cosecha.
Amat consideró que "a la luz de los resultados, sorprende el error de cálculo o directamente el desconocimiento de las autoridades, que hacen anuncios para que luego suceda exactamente lo contrario. Lejos de la promesa del ministro de Hacienda de que la medida incrementaría los recursos destinados a los productores del norte -el funcionario había estimado que el FET se engrosaría en $1.100 millones-, en los hechos la drástica suba de impuestos ocasionó una fuerte pérdida de ingresos a las economías regionales del norte".
El Ministerio de Agroindustria informó que la recaudación del FET de mayo alcanzó $323 millones contra $424 millones de abril, lo que implica una baja cercana al 25 por ciento. "Los ingresos del FET son un recurso clave para miles de productores, que dependen de este complemento del precio del tabaco vendido en el verano para su subsistencia; estamos muy preocupados por nuestro futuro", sentenció Amat Lacroix.
Más adelante, el titular de la entidad tabacalera reafirmó lo expresado por él hace unos días, cuando le pidió en forma urgente al Gobierno de la Nación combatir el contrabando de cigarrillos que viene de Paraguay y Bolivia, y controlar las fábricas de cigarrillos truchas existentes en el conurbano bonaerense.
"Entre el contrabando y las fábricas de cigarrillos que no tributan lo que deben están atentando contra el productor tabacalero y contra la mismísima recaudación fiscal", dijo Amat. Y explicó que la "baja en la recaudación del FET no es porque la gente haya dejado de fumar de un día para el otro, sino porque se volcó de forma masiva a consumir cigarrillos truchos. Y el almacenero se pliega a estas ventas ilegales, porque un paquete legal le deja un peso de ganancia y uno ilegal entre siete y diez pesos limpios", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora