Tabes, la tabacalera que está clausurada desde hace doce días en Salta por una causa de evasión fiscal abierta en Buenos Aires, presentó un descargo y espera el levantamiento de la medida que tiene a su personal en estado de incertidumbre laboral.
Con las líneas gerenciales de la empresa y el sindicato del sector en silencio de radio, fuentes de la planta radicada en el Parque Industrial de Salta señalaron que la firma apoyó su apelación en la falta de elementos que justifiquen una paralización de los procesos. "Vinieron en busca de filtros, papel, marquillas, y no encontraron insumos ni máquinas para fabricar cigarrillos, porque aquí solo se acopia tabaco y se procesan hebras", remarcó la fuente en relación con los resultados del allanamiento que agentes de la Policía Federal y de la AFIP llevaron adelante en el predio de avenida Durañona 255 el pasado 17 de septiembre.
Ese procedimiento, que terminó con fajas en clausura pegadas en los portones de Tabes, fue ordenado por el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, quien investiga una presunta evasión al fisco de $1.000 millones, a través de una red de fabricación ilegal de cigarrillos con ramificaciones en el sur del Gran Buenos Aires, Corrientes y Salta.
A la cabeza de la organización aparece Espert SA, firma tabacalera de Carlos Tomeo, el abogado porteño al que le encontraron $4 millones, en cajas de cartón, en su mansión de Berazategui y participaciones en cerca de 150 empresas constituidas a través de testaferros.
El juez Villena investiga a la planta de Salta y a otra de Goya (Corrientes) como presuntas proveedoras de hebras usadas por fábricas clandestinas que fueron allanadas y clausuradas en el conurbano bonaerense.
Desde 2009 no se publicaron en el Boletín Oficial de Salta edictos sobre las renovaciones de autoridades de Tabes, lo que dificulta conocer la actual conformación de su directorio.
En fallos judiciales, resoluciones municipales y convenios colectivos, Luis Javier Gristelli aparece mencionado como presidente de la empresa hasta 2015.

Aclaró un exdirectivo

Yago Mariano Arce, contador matriculado en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas e inscripto en la Justicia Federal de Salta como perito, aclaró que en 2012 se desvinculó de Tabes. En la última renovación de cargos directivos que se publicó en el Boletín Oficial, el 23 de marzo de 2009, Arce figura como presidente del directorio. Así lo señaló a El Tribuno ayer. “Renuncié a la presidencia de Tabes SA el 20 de abril de 2012 y desde entonces no tengo vinculación alguna con la empresa”, precisó Arce, quien dijo que presentó personalmente su renuncia ante el Juzgado de Minas y de Comercio de Salta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora