Mágico. Esta palabra puede definir al Parque Nacional Talampaya, uno de los siete Patrimonios de la Humanidad declarados por la Unesco en Argentina. Es más conocido como la perla emblemática de los riojanos.
Se encuentra ubicado en el centro-oeste de La Rioja, a 231 kilómetros de la capital provincial. También está a 74 kilómetros del pueblo de Villa Unión, que cuenta con todos los servicios, incluso un hotel de 4 estrellas.
Los circuitos se deben recorrerse con guías. Están abiertos de 8.30 a 17.30, del 1 de mayo al 10 de septiembre.
Talampaya se recorre exclusivamente con guía autorizado. Las aventuras allí pueden vivirse a pie, en bicicleta y/o en vehículo 4x4. Las caminatas guiadas se realizan por circuitos de entre 3 y 4 horas de duración. En bicicleta, con la mirada siempre puesta en las inmensas paredes rojas, que vuelven el camino una emocionante aventura. Los visitantes deben llevar ropa liviana y de abrigo (tanto en invierno como verano hay gran amplitud térmica diaria, y en invierno llega a -10 ºC).
Parque Nacional Talampaya La Rioja 2.jpg
Foto: Gentileza Ministerio de Turismo de La Rioja
Foto: Gentileza Ministerio de Turismo de La Rioja
Los visitantes deben llevar agua potable para el recorrido. Por el fuerte sol llevar protector, sombrero y anteojos.
Este parque es una vasta región desértica donde afloran antiguos sedimentos instalados allí por la erosión a comienzos de la era mesozoica, es decir hace 250 millones de años. El inapelable trabajo del viento y la erosión, dieron forma a cada recodo del paisaje, ofreciendo caprichosas esculturas naturales. A medidos del triásico, llegó a estas tierras la especie antecesora de los dinosaurios, llamados arcosaurios.
El área de servicios del parque cuenta con confitería, proveeduría, campamento agreste, duchas y sanitarios.
Talampaya está dividido en tres circuitos turísticos. El primero es El Murallón y comienza junto a unos petroglifos tallados en la piedra por antiguas culturas indígenas que dibujaron figuras de animales como guanacos, pumas y ñandúes, y también seres humanos. El segundo circuito se llama Los Cajones y avanza por un cañón que se va angostando hasta que ya no queda lugar para la camioneta. Finalmente se llega a un enigmático lugar llamado Los Pizarrones, un extenso mural de 15 metros de largo con antiguos grabados indígenas.
Parque Nacional Talampaya La Rioja 3.jpg
Foto: Gentileza Ministerio de Turismo de La Rioja
Foto: Gentileza Ministerio de Turismo de La Rioja

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora