El Gobierno nacional transita horas clave de cara al inminente fallo de la Corte Suprema de Justicia que debe validar o anular el aumento de tarifas dispuesto por el Ejecutivo el cual, aparentemente, será adverso para el macrismo.
Por lo menos esas son las especulaciones luego de que trascendiera que la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó -funcionaria ultrakirchnerista que resiste en el cargo-, prepara un lapidario informe para remitir al órgano máximo de la Justicia.
Aunque es no vinculante, fueron los propios integrantes de la Corte quienes le encargaron a Gils Carbó el dictamen que, esperan, les sea remitido en el transcurso de la jornada de hoy.
Una vez con el escrito en la mano, los cuatro jueces de la Corte Horacio Rossati, Elena Highton de Nolasco, Ricardo Lorenzetti (Presidente) y Juan Carlos Maqueda podrían tomar una decisión mañana mismo. Sin embargo, no se descarta que, en caso de paridad, sea el voto del flamante miembro, Carlos Rosenkrantz (jura el 22 de agosto) el que defina el destino de la medida. Esta posibilidad desató un sinfín de especulaciones y se renovaron las críticas al juez propuesto por el presidente Mauricio Macri.
Según un informe publicado ayer por Infobae, "la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, preparaba por estas horas un crítico dictamen sobre el aumento de tarifas, que sería difundido mañana y elevado de manera inmediata a la Corte Suprema de Justicia, para que el máximo tribunal se aboque así a tratar la validez del fallo que frenó las subas de gas en todo el país que firmó la Cámara Federal de La Plata".
La información difundida por el portal cita fuentes que anticiparon que en su dictamen la procuradora cuestionará aspectos de forma y otros de fondo en lo referido a los cambios tarifarios que dispuso el Gobierno a través de resoluciones diseñadas por su ministro de Energía, Juan José Aranguren.
Entre las "formas", resaltará la falta de convocatoria de la audiencia previa a la aplicación de los aumentos de tarifas y el hecho de que entre los 10 fiscales que intervinieron en los amparos presentados en todo el país contra los aumentos de tarifas no haya habido ni uno que convalidara la suba.
En los aspectos "de fondo" apuntará a que los consumidores podrían ver afectados sus derechos al recibir boletas con aumentos "exorbitantes" que les impediría pagarlos. Pondría como ejemplo casos en los que las tarifas escalaron más del 1.000%.
Aranguren ante diputados
En una multitudinaria reunión que superaba los 120 diputados y sin la presencia del exministro de Planificación Federal y diputado (presidente de la Comisión de energía) Julio De Vido, Aranguren defendió la potestad del Gobierno de fijar las tarifas al aumentar el precio en boca de pozo, al justificar que no se llamó a audiencia pública.
Ante el plenario de las comisiones de Presupuesto, Energía, Defensa del Consumidor, y Obras Públicas, Aranguren dijo que los subsidios transferidos en los últimos 12 años se ubicaron "en US$52.000 millones en gas y US$24.400 millones en luz" y pidió compararlos "con las reservas del Banco Central".
El funcionario dijo que el Gobierno debe cambiar la estrategia del kirchnerismo y "apostar a la explotación y producción de petróleo y gas en lugar de la importación como se hizo desde el 2003" porque "sin energía no vamos a tener desarrollo".
El ministro de Energía comenzó su informe con una explicación sobre la situación energética del país y en ese sentido dijo que "en estos últimos 12 años Argentina pasó de tener energía abundante, nacional y barata a tener energía escasa, importada y cara".
En ese sentido, dijo que el Gobierno heredó "un atraso tarifario que no se correspondió con el aumento del 1.600% de inflación" y recordó que la tarifa de luz en el área metropolitana aumentó un 40% y menos de un 200% la de gas".
"Esto implicó una discriminación entre el interior y el área metropolitana que pagó las tarifas más bajas con lo cual hubo un subsidio para los ricos y menos para los pobres", destacó el funcionario ante el centenar de diputados.
Críticas de la oposición
Por su parte, los diputados de la oposición lanzaron ayer duras críticas a la gestión del ministro de Energía y le pidieron dar marcha atrás con lo que consideraron "tarifazo", para mantener una discusión "de fondo" para solucionar la crisis energética.

El faltazo de De Vido

El presidente de la Comisión de Energía y exministro de Planificación Federal, Julio De Vido, argumentó ayer que se ausentó de la exposición de tarifas del ministro Juan José Aranguren por entender que el Gobierno trató de "promover un debate" con foco en su "persona", y dijo que buscó "evitar que se desvíe la discusión" hacia cuestiones ideológicas.
El responsable de la política energética durante los 12 años y medio de kirchnerismo, dijo que "el brutal tarifazo aplicado por Aranguren afectó a millones de familias que no pueden pagarlo e implica una transferencia directa a las empresas, en el caso del gas de 3.500 millones de dólares a los productores".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Jose Alberto Perez
Jose Alberto Perez · Hace 1 mes

¡¡¡ cuando no este diario oficialista (tanto de macri como de urtubey) peca de falta de parcialidad al firmar respecto de la procuradora general como una "... -funcionaria ultrakirchnerista que resiste en el cargo-...! me pregunto porque no te referís de esa manera Lorenzeti que tiene la misma estabilidad la Giils Carbó o de Bonadío. Ercolini, etc. Todos los salteños ya nos dimos cuenta que tanlo J.C.Romero (no el padre), como urtubey y macri son la misma cosa

Se está leyendo ahora