El Gobierno nacional analizaba hoy autorizar en el corto plazo a las empresas prestadoras de los servicios de electricidad y de gas a emitir una nueva facturación con los cuadros tarifarios previos a los incrementos dispuestos en febrero y abril pasado respectivamente, que en la actualidad se encuentran frenados por la justicia federal.
La decisión en análisis -que puede ser de inminente implementación- cobró fuerza en las últimas horas a partir del fallo de la Sala II de la Cámara Federal de La Plata conocido este mediodía, que aceptó el recurso extraordinario presentado por el Gobierno en contra del fallo que decretó la nulidad de las resoluciones 28 y 31 Ministerio de Energía que dispusieron los aumentos del gas en todo el país.
Fuentes del Gobierno dijeron a Télam que "ante el fallo de la Cámara Federal y la imposibilidad de aplicar los nuevos cuadros tarifarios hasta que la Corte Suprema se expida en el tema, hay que poner la marcha atrás, habilitar a las empresas a facturar con las tarifas viejas y permitirles que empiecen a ingresar algo de plata para cubrir sus costos mínimos".
"Más allá de las necesidades de la empresa, el Gobierno no puede hacer otra cosa porque de lo contrario no cumplir el fallo sería desoír a la justicia y caer en la figura de desacato", dijo el funcionario consultado.
El Gobierno nacional decidió el aumento de las tarifas del gas mediante las Resoluciones 28/2016 y 31/2016 del Ministerio de Energía, con vigencia a partir del 1 de abril, que se encuentran anulados por la Sala II de la Cámara Federal de la Plata desde el 7 de julio, y que hoy pasó a manos de la Corte Suprema al aceptar el tribunal platense un recurso extraordinario del Gobierno pero sin bajar el fallo de anulación.
En el caso del servicio eléctrico, los aumentos dispuestos a partir del 1 de febrero se conocieron a través de las Resoluciones 6/2016 y 7/2017 del Ministerio de Energía, y ayer fueron declarados nulos por la jueza federal de San Martín, Martina Forns, caso en el cual el Gobierno cuenta con la instancia de apelación para llegar a la Corte Suprema.
En ambos casos, "el camino de la Corte Suprema puede demorar de días a meses, el tribunal no tiene plazos" admitieron las fuentes consultadas al explicar la posibilidad de dar vía libre a la emisión de nuevas facturas con cuadros tarifarios viejos.
Ante esta eventualidad, las fuentes corroboraron que ya hay distribuidoras de los dos servicios que están emitiendo facturación con las tarifas anteriores a las resoluciones para no desfinanciarse y poder mantener sus obligaciones mínimas al día.
"En el caso de que al final del complejo camino judicial la Corte avale los aumentos, la gente deberá estar advertida que habrá un retroactivo pendiente a saldar, pero en el caso que el tribunal frene definitivamente los aumentos habrá que pensar que pasará con los servicios, cómo se afrontarán las inversiones necesarias en los sistemas y el tema de los subsidios con el correspondiente esfuerzo fiscal", planteó la fuente al repasar hipótesis de trabajo.
Para ejemplificar el temor oficial a una resolución en contra de los aumentos, la fuente destacó que "si las facturas cubrían en 2015 el 10 por ciento del costo de la electricidad, en los casos de Edenor y Edesur, hoy la situación va a ser mucho más complicada con los aumentos de los costos de cada una de las empresas".
La expectativa oficial es que, si bien no hay plazos, "la Corte pueda expedirse sobre el tema tarifas con la celeridad que demanda la realidad".
"Tampoco se puede dejar de observar que las distintas encuestas que se realizaron en los últimos meses reflejan que la gente considera mayoritariamente que es necesario una readeacuación de las tarifas, y el Gobierno buscó limitar el efecto de los incrementos en los distintos sectores poniendo topes a los aumentos e incrementando los alcances de la tarifa social", agregó el alto funcionario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora