El martes pasado finalizó el juicio contra Idalina Ramírez y su pareja, Joaquín Colodro, acusados por la muerte de una bebé de un año, hija de Ramírez.

El proceso tuvo lugar en la Sala I del Tribunal de Juicio de Tartagal presidido por Sandra Bonari, acompañada de los vocales Miguel Osvaldo Chehda y Ricardo Hugo Martoccia. El fiscal penal 1 de la ciudad norteña, Gonzalo Vega, investigó la muerte la niña, ocurrida el 9 de febrero de 2015.

La beba ingresó sin vida al hospital local y su madre dijo que se había golpeado el día anterior jugando y que aparentaba estar bien, hasta que se descompensó y fue llevada al hospital, donde ingresó sin vida.

De las audiencias llevadas a cabo, el fiscal Vega manifestó la importancia del testimonio de la médica legal del CIF que estuvo a cargo de la necropsia, Mariana Lambropulos, quien explicó las lesiones sufridas por la bebé, entre las que mencionó tres fracturas en una pierna, las costillas y el cráneo,. la profesional precisó que eran de diferente data y compatibles con maltrato infantil.

Para el fiscal, la gravedad de las lesiones y el hecho de que la bebé nunca haya sido llevada al médico, agravó la situación de los acusados, por lo que le solicitó al Tribunal que la pareja sea condenada, en primer lugar a Idalina Ramirez, por abandono seguido de muerte agravado por el vinculo, y a Joaquin Colodro, por abandono de persona seguido de muerte.

El Tribunal decidió hacer lugar a la acusación del fiscal Vega y condenó a Ramírez a 20 años y a Colodro a 15 años de prisión, ambos de ejecución efectiva.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia