Funcionarios judiciales, con apoyo de gendarmes, ingresaron esta mañana minutos después de las 10.30 a la propiedad de la ex presidenta Cristina Fernández Kirchner, ubicada en la calle Mascarello 441, en Río Gallegos, Santa Cruz, para efectuar la tasación del inmueble.
El trámite, ordenado por pedido del fiscal Carlos Rívolo y confirmado por el juez de la causa, Claudio Bonadio, se realiza en el marco de la investigación sobre el pago de presuntos alquileres ficticios por parte de la sociedad Los Sauces S.A a empresarios beneficiados con la obra pública, entre ellos Lázaro Báez y Cristóbal López.
Los tasadores y los efectivos de la Gendarmería fueron recibidos en la vivienda de la ex presidenta por el abogado Marcelo Bersanelli, apoderado legal de Los Sauces S.A, quien les facilitó el ingreso a la vivienda.
Bersanelli es en la actualidad subsecretario de Gestión Institucional y Administrativa del Ministerio de Salud y Ambiente de Santa Cruz, en la gobernación de Alicia Kirchner. La jefa de Bersanelli es la ministra del área, Rocío García, esposa de Máximo Kirchner, uno de los hijos del matrimonio Kirchner.
Por pedido del fiscal Carlos Rívolo, Bonadio -a cargo de la causa- dispuso las actuaciones, que comenzaron ayer en dos complejos de departamentos de Río Gallegos.
Uno de ellos, ubicado en la calle Mariano Moreno 882, y el otro en Alvear 391 de Río Gallegos.
Está previsto también que los funcionarios que llevan adelante las tasaciones de los inmuebles efectúen la misma tarea en el interior provincial: en la manzana 670, de El Calafate, y en el hotel La Aldea, en la calle Güemes, de El Chaltén.
La vivienda, que suele habitar la ex presidenta cuando permanece en Río Gallegos, forma parte de los inmuebles que tiene la empresa Los Sauces S.A, sin embargo se ciernen sobre éste varias irregularidades que son las que se investigan.
En el Registro de la Propiedad, la documentación oficial señala que la compra de la casa se anotó dos años después de la operación. En el medio, la propiedad pasó por manos del administrador de los bienes de los Kirchner: Osvaldo Sanfelice, antes socio de Máximo en el rubro inmobiliario y en la actualidad, responsable de administrar tres hoteles de Cristina Kirchner: La Aldea de El Chaltén, Las Dunas y Alto Calafate (este último pertenece a Hotesur, investigada por lavado de dinero).
Según se puede leer en "el asiento 9 de la matrícula 7071 manzana 703 lote 12 (correspondiente a la propiedad de Mascarello 441)" se indica que fue adquirida por la empresa Negocios Patagónicos S.A (de Sanfelice). Esta transacción se hizo el 21 de octubre de 2011 y la compra se efectuó por $ 200.000.
Al año siguiente, el asiento 12 del Registro de la propiedad, indica que Los Sauces SA compró la casa de la calle Mascarello por 250.000 dólares. La escribana interviniente en esa operación, que despierta sospechas de los investigadores, es Norma Abuin y se realizó mediante escritura 212 F° 406 del 22 de noviembre de 2012", según lo denunció la diputada Margarita Stolbizer.
Esta diferencia en los costos de la operación de compra- venta despertó las alertas de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) y puso bajo la lupa a Sanfelice.
Bonadio y el fiscal Rívolo buscan determinar a cuánto asciende el precio real de la casa de Cristina Kirchner y determinar a qué responden el incremento de su valor.
Para Stolbizer "empiezan a pagar impuestos a las ganancias por una propiedad que habrían adquirido ese año por más de 900.000 pesos. Sin embargo, 2 años después falsificaría un documento público para hacer constar que el inmueble habría sido adquirido en 2012 a una empresa vinculada a los Kirchner y que se habría pagado 250.000 dólares por dicha propiedad de 892 metros cuadrados".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora