Los principales vecinos y socios de Brasil reaccionaron ayer, divididos entre la confianza en las instituciones brasileñas y la alerta por la vigencia constitucional tras la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff después de que el Senado apoyara su juicio político.
"Ante los sucesos registrados en Brasil, el Gobierno argentino manifiesta que respeta el proceso institucional que se está desarrollando y confía en que el desenlace de la situación consolide la solidez de la democracia brasileña", indicó la Cancillería argentina en un escueto texto.
En sus primeras palabras, el nuevo presidente, Michel temer, destacó que "hay que recuperar al país de la desorganización política, económica y social, y reanudar el crecimiento económico; esa es la traducción del orden y progreso".
Temer firmó ayer la notificación del Senado en la que asume de manera interina la Presidencia de Brasil, después de que la Cámara Alta decidiera abrir un juicio político con fines de destitución contra la gobernante Dilma Rousseff.
La notificación, firmada por el presidente del Senado, Renan Calheiros, faculta a Temer como presidente durante los próximos 180 días, período en el cual la Cámara Alta debatirá si destituye a Rousseff o vuelve al cargo.
La asunción
El presidente interino de Brasil, Michel Temer, aseguró ayer que "es preciso recuperar la credibilidad de Brasil" en su primer discurso público tras asumir el cargo en reemplazo de la suspendida Dilma.
Rodeado de su gabinete enteramente masculino de 24 ministros, Temer dijo en el Palacio de Planalto, sede de la presidencia, que "es urgente pacificar la nación y unificar Brasil" con un "gobierno de salvación nacional".
Temer, quien ejerció su cargo de vicepresidente durante los cinco años y medio del gobierno de Rousseff, lanzó un mensaje de esperanza a los brasileños, que atraviesan la peor recesión económica en varias décadas, y prometió que adoptará políticas que estimulen la economía y atraigan inversiones para combatir la elevada inflación y el creciente desempleo.
"Pido a partidos políticos, liderazgos, entidades organizadas, al pueblo brasileño que me preste su colaboración para sacar al país de esta gran crisis", dijo Temer, de 75 años.
"El diálogo es el primer paso para enfrentar los desafíos para avanzar y garantizar la reanudación del crecimiento", añadió.
Temer anunció, asimismo, la reducción de ministerios de 32 a 24 para cortar gastos públicos, y aseguró: "Cuanto más temprano podamos retomar las cuentas públicas más rápidamente podremos retomar el crecimiento".
Brasil tuvo una fuerte contracción de 3,8% del PIB en 2015, la más fuerte en 25 años, y este año el retroceso se anticipa igual o peor.

Temer creía que hablaba con Macri

El presidente de Brasil tuvo un bloopers con una radio argentina. Antes de asumir un gobierno en crisis, Temer protagonizó un confuso episodio.
Ayer el mandatario salió al aire en radio El Mundo. El periodista Jorge García le preguntó cómo se sentía y le agradeció por atenderlo. Al parecer, Temer no sabía con quién hablaba. "Aló, ¿cómo está presidente?", contestó.
García no lo corrigió, lo felicitó por su nueva responsabilidad e insistió: "¿Cómo está usted?". Con su respuesta, el mandatario brasileño dejó en claro que no había cometido un simple furcio. No sabía que hablaba con un periodista, en realidad, pensaba que dialogaba con Mauricio Macri, y García se dio cuenta de que Temer estaba "un poco errado", pero no le dijo que no era Macri quien estaba del otro lado de la línea y continuó con la entrevista. ¿Fue víctima de un engaño o de una broma?

El insólito diálogo

JG: Michel Temer, gracias por atendernos, ¿cómo está
usted?
MT: Aló, ¿cómo está presidente? ¡Muy bien!
JG: Felicitándolo. ¿Cómo
está usted?
MT: Muchas gracias, presidente. Yo quiero luego visitarlo en la Argentina.
JG: Bien, ¿cómo ha sido este día?
MT: Sí, yo quiero visitarlo.
Si me invita, con mucho gusto.
JG: Ah, me parece que está un poco errado... Bueno, Michel Temer quería hacerle una consulta: ¿A qué hora va a hablar usted?
MT: Yo voy a hablar a las cuatro de la tarde.
JG: Primero va a hablar Dilma...
MT: Sí, Dilma habla ahora a las 11 horas. Después, yo hablaré a las cuatro de la tarde.
JG: ¿Va a hablarle al país y va a dar a conocer todo su gabinete?
MT: Sí, yo estoy con todo el gabinete ya escogido y voy a anunciarlo a las tres, cuatro horas.
JG:¿Usted está tranquilo, entonces, está confiado?
MT: Sí, muy tranquilo. Preocupado por la situación, pero la vamos a enfrentar con mucho entusiasmo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ROSA aybar
ROSA aybar · Hace 6 meses

lo que están en el gobierno o cerca hace lo que quieren y después hablan de democracia


Se está leyendo ahora