Preocupación de los vecinos por el agua estancada en las calles del pueblo. En momentos en que las medidas de prevención contra el dengue deben extremarse, los charcos permanecen durante semanas generando un ambiente propicio para la proliferación del mosquito Aedes aegypti, portador del virus.
Gente del lugar, en comunicación con El Tribuno aseguró que no se trata de una situación que suceda solo en esta época detrás de cada lluvia, sino que es una constante a lo largo del año. "Pedimos que la Municipalidad tome cartas en el asunto de forma urgente", dijeron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora