En el asentamiento 20 de Junio crece la preocupación y el temor por los alacranes, víboras y otras alimañas. Allí nadie duerme tranquilo.
Una vecina muestra uno de los alacranes que encontró a pocos metros de su casa. Lo pone sobre una hoja para que quede en claro que su reclamo es real.
El calor, la lluvia, la tormenta, los yuyales se combinan para la proliferación de estos arácnidos.
Micaela González suplica a las autoridades municipales y provinciales que tomen cartas en el asunto.
"Tienen que fumigar la zona o hacer algo. Aquí viven muchos chicos que corren serios riesgos. De noche nos da miedo andar por la zona. Por favor vengan a limpiar estos lugares", exclamó la mujer a El Tribuno.
Otros casos
En las últimas semanas se multiplicaron las quejas y advertencias por los alacranes en la capital salteña. En San Lorenzo, por ejemplo, una vecina encontró uno en el quincho de su vivienda, ubicada a metros del río de esa localidad.
Tras las primeras tormentas del verano, familias de Floresta y El Manjón manifestaron que de los cerros aledaños bajan alacranes, víboras, arañanas y ratas.
Por otra parte, desde el Ministerio de Salud informaron que la época estival es propicia para la proliferación de alacranes. Es frecuente encontrarlos en los patios de las viviendas, ocultos entre maderas, escombros, ladrillos. Pueden ingresar al interior de la vivienda para cazar cucarachas, suelen refugiarse en grietas de las paredes, pisos, zócalos, detrás de revestimientos de madera, debajo de los mueble y entre la ropa y los zapatos.
El organismo recomendó que en caso de ser picado por un alacrán, aplicar frío en el lugar de la picadura para retardar la absorción del veneno y concurrir inmediatamente al hospital. En Salta capital, se puede acudir a los hospitales Público Materno Infantil, San Bernardo, Papa Francisco, Señor del Milagro y en todos los hospitales del interior.
Los síntomas locales por picadura son dolor, sensación de quemadura, enrojecimiento localizado y sensación de adormecimiento o anestesia. Por lo general los síntomas en niños son piel pálida y sudorosa, fiebre, cefalea, excitación y temblores generalizados; a veces, somnolencia, agitación, vómitos, dolores articulares, taquicardia, problemas visuales, cólicos y diarrea.
Las picaduras son más frecuentes en miembros inferiores y ocurren en noches de mucho calor o días con amenaza de tormenta. Hay tres especies de este arácnido. Sin embargo, el más común en Salta es el denominado Tityus trivittatus; es de color castaño claro, con tres bandas longitudinales marrones en el lomo, patas de color uniforme (sin manchas), pinzas finas y largas. Suele medir entre 4 y 6,5 cm. Esta especie tiene una prolongación articulada que termina en un aguijón o inoculador del veneno y una pequeña púa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 10 meses

Hola, En el marco de una evaluación acerca de los conocimientos que tienen las personas acerca de aracnidismo se ha implementado la encuesta que figura en el vínculo. Solicitamos, de ser posible, tu colaboración (reenviando este mensaje a tus contactos y/o pegándolo en el muro de Facebook y/o Twitter) para lograr amplia difusión y participación. Desde ya agradecemos tu ayuda. http://quesabesdearacnidos.com.ar/ Saludos cordiales. Dr. Sergio Gustavo Rodríguez Gil (integrante del equipo responsable del proyecto)


Se está leyendo ahora