Fue una seguidilla de cinco secuestros extorsivos en apenas cuatro días que trascendieron ayer sucedidos entre el domingo y el miércoles en la zona oeste del Conurbano y en el partido de 3 de Febrero, y todo indica que el listado de casos sería aún más extenso. En casi todos estos hechos, los familiares tuvieron que negociar y pagar un rescate a los captores para que las víctimas fueran liberadas. Uno de los secuestrados fue un chico de 16 años, hijo de un comerciante, a quien los delincuentes arrojaron desde un auto en movimiento.
El primero de los hechos ocurrió el domingo pasado, en la calle Rauch de la localidad de Villa Bosch (partido de Tres de Febrero), donde fue secuestrada una mujer de 41 años llamada Marisol Melo. Fuentes de la investigación confirmaron ayer el hecho, pero no dieron muchos detalles. De todas maneras, todo empezó cuando la víctima salía junto a su madre de una celebración en el cuartel de Bomberos Voluntarios de Caseros, de madrugada.
La mujer había estado en el cumpleaños de un familiar que se hacía en el salón del cuartel y en un momento decidió salir junto a su madre para ir a ver cómo estaba su padre, en cama por una enfermedad. Al llegar a la puerta de su casa, en Rauch al 1400 a dos cuadras del cuartel, al menos cinco hombres en un auto se le cruzaron y se la llevaron secuestrada.
Fueron al menos cuatro horas de cautiverio, durante las cuales los captores exigieron 50 mil pesos para liberarla. "Tuvimos que pagar un rescate de 17 mil pesos y algunas pertenencias", contó la hermana de la víctima a N3F.com.ar, un medio local. Los propios invitados al cumpleaños, enterados de lo sucedido, comenzaron a juntar el dinero para que la liberaran.
El pago se concretó cerca de un supermercado Coto de la zona. Marisol fue liberada alrededor de las cinco de la madrugada a un par de cuadras del Hospital Carrillo. "Quiero agradecer a Dios por proteger a mi hermana que estuvo unas horas secuestrada, por la suerte de que le haya tocado una banda tranquila", dijo Fabiana Melo, hermana de la víctima.
Otros casos
El siguiente caso que fue revelado por Mi Periódico, un medio local tuvo como víctima a un hombre de 57 años que fue capturado el miércoles cuando llegaba a su casa de la misma calle Rauch (también en Villa Bosch) junto a su esposa, en una camioneta Chevrolet Tracker. Eran las ocho y media de la noche y empezaba entonces una pesadilla que se extendería por dos horas más.
"A la mujer la hicieron bajar de la camioneta y se llevaron al hombre secuestrado. Eran al menos tres asaltantes. Un rato más tarde hicieron la llamada extorsiva y el que terminó negociando el dinero fue un hijo de la víctima. Acordaron como lugar de pago un punto en la localidad de Ciudadela, en Tres de Febrero", le contó ayer una fuente a Clarín.
La víctima fue liberada pasadas las diez de la noche, luego de que su familia pagara 15 mil pesos. "El hombre no sufrió consecuencias, más allá de la situación de haber sido secuestrado, algo ya de por sí muy violento. Hasta el momento no hay detenidos, pero no pareciera ser una banda con logística importante", agregaron los voceros.
Los investigadores sospechaban ayer que el hecho había sido al voleo y que los autores pudieron haber protagonizado otros casos similares en esa zona, que están siendo investigados. "Hubo varios hechos últimamente, sobre todo en ese perímetro", le dijo ayer a Clarín una alta fuente judicial del fuero Federal. La víctima fue liberada cerca del Acceso Oeste, en cercanías del Coto de Ciudadela.
En el Conurbano
Los tres hechos restantes que se conocieron ayer transcurrieron en la zona oeste del Conurbano. Todos se dieron el miércoles pasado. El primero fue durante el mediodía, cuando una mujer fue capturada al llegar a su casa de Parque Leloir. "En este caso se hizo la denuncia, la Policía actuó rápido y los secuestradores liberaron a la víctima sin cobrar rescate", le dijo ayer una fuente del caso a Clarín.
El segundo hecho tuvo como víctima a un adolescente de 16 años que llegaba con su padre a su casa de la calle Larralde, en Castelar. "En principio comenzaron pidiendo mucha plata. Lo tuvieron algunas horas cautivo en una casa o un depósito, no está claro aún. Finalmente los familiares terminaron pagando 30 mil pesos, bastante menos de lo que la banda exigía. Lo liberaron a pocos metros de donde se realizó el pago del rescate, en Ciudadela", contó un vocero a Clarín. El chico, hijo de un comerciante, fue arrojado desde un Citroën C3 color gris, también cerca del Coto.
La Policía estaba recorriendo el área en busca de otro vehículo vinculado a uno de los secuestros sucedidos días antes en Villa Bosch cuando vio cómo arrojaban al chico del auto. Fue entonces que comenzaron a perseguir al C3. Hubo un fuerte tiroteo, pero a pesar de eso los secuestradores (habrían sido al menos tres) lograron llegar hasta los bordes de una villa conocida como "Los Rusos" y escapar corriendo. Se metieron por los pasillos y desaparecieron.
El tercer caso ocurrido en la zona oeste fue denunciado una vez pagados los 80 mil pesos de rescate. "Todavía no tenemos detalles sobre este caso, fue en Morón, pero los investigadores esperan a que la víctima pueda descansar y calmarse un poco para que declare. La sospecha, de todas maneras, es que en estos tres hechos actuaron bandas diferentes". Anoche aún no habían detenidos por ninguno de los cinco secuestros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora