En el mundo de la decoración, las diferentes tendencias y estilos han sido un referente para dar vida a nuestro espacio. Dependiendo de si nuestro gusto es más clásico, contemporáneo, retro, etc., hemos adaptado nuestro hogar al estilo más afín a nuestra forma de ser.
La última tendencia en decoración es romper con las pautas de estos estilos combinándolos entre ellos. De esta manera se consigue un espacio mucho más acorde a nuestra personalidad y a nuestros gustos. Esta es la tendencia llamada "mix & match", una apuesta que cada vez está más en auge y que nos permite diferenciarnos.
No se trata de libre albedrío, puesto que nos arriesgamos a que nuestra decoración tenga un aspecto desordenado y caótico. Entre las pautas para poder combinar de una manera adecuada figuran: no caer en excesos, no mezclar más de dos estilos y tener muy claro lo que se quiere conseguir antes de empezar.
El "mix & match" admite la mezcla de diferentes vajillas, sillas y accesorios en una misma composición. Esta tendencia rompe con el orden tradicional de presentar una mesa, vestir un comedor o bien adornar un mueble.
La combinación de vajillas de diferentes formas, o de sillas desparejas en un comedor son un toque eclécti co, lo cual le da a un espacio un ca rácter relajado y animado.

decoracion1.jpg

Para lograr una decoración "mix & match" sin que el ambiente se vea caótico, recomendamos seguir estos pasos:
1. Para mezclar sillas de formas desiguales: Lo importante es conservar la misma paleta de color. En este caso, los tonos dominantes en el espacio deben ser el blanco, gris, café y azul, así se unifica el desorden creado por varios diseños.
Por ejemplo, se pueden utilizar sillas tapizadas en diferentes colores y mezclar sillas de madera envejecida con otras de diferentes materiales. Otra opción es apostar por distintos respaldos que dibujen figuras diferentes o por almohadones de materiales dispares.
Pero siempre hay que recordar que debe haber un denominador común, que puede ser el tono de las patas y el respaldo.
2. Para decorar una pared con cuadros en distintos colores, temas y tamaños: Considerá igualar con marcos rectangulares colocados horizontalmente o verticalmente.
3. Para combinar dos mesas de luz desiguales: Tomá en cuenta que sean muebles de la misma dimensión (alto, ancho y altura) y procurá sumarle accesorios que unifiquen la decoración, como un par de lámparas iguales.
4. Para una vajilla dispareja, la idea más efectiva para integrarla es procurar que los colores se repitan. Es decir, si la vajilla es blanca y azul, hacer el match con piezas en estos tonos o también podés incorporarla con una secuencia de imágenes que sean del mismo origen.
5. Combinar patrones o estampados en la decoración nos ayuda a crear espacios con una profundidad visual muy interesante. Podés lograrlo con confianza (y con mucho estilo) usando diferentes elementos, desde las tapicerías, telas, texturas/materiales y papel tapiz. Para combinar estampados con éxito, es fundamental definir la paleta de colores desde el principio. Así se podrán elegir los estampados con mayor facilidad.
Otra opción, si se tiene una pieza con un estampado muy interesante, es tomarla como base y crear la paleta con base en ese objeto. Puede ser una alfombra, un almohadón o un cuadro. Siempre es más fácil encontrar elementos que complementen a la pieza esencial que pensarla como accesorio.
6. Todo se ve mejor en tríos, en especial en diseño. Ya sea que elijás grupos de 3 accesorios o 3 tipos de patrones para incorporar en el estilo de una habitación, las combinaciones impares son mucho más atractivas visualmente que los pares.
En el caso de las telas o lienzos, por ejemplo, el trío ideal tiene 3 estampados con diferentes escalas: uno grande, otro más pequeño y uno más en colores complementarios. Otra combinación pueden ser 2 patrones de diferentes escalas + 1 color sólido con textura para unificar (sobre todo en almohadones). Cuando elijás el color sólido, optá por un color que también esté presente en el estampado para dar énfasis. Esto te ayudará a integrar toda la decoración.
7. Algo en común: Tal vez es un solo color, o la misma intensidad de color en tu paleta (tonos pastel, tonos de piedras preciosas, saturados, monocromáticos, etc), o un concepto con elementos "naturales". Si elegís algo en común te ayudará a conectar y dar consistencia entre los diferentes estilos en el espacio decorado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora