Luis Herrera está al frente del Círculo Médico por segundo período. En diálogo con El Tribuno, analizó la situación en la que los profesionales de la salud desarrollan sus tareas en la actualidad. "La medicina es una ciencia donde la formación y el perfeccionamiento debe ser una tarea de todos los días", manifestó.
¿Qué balance se hace desde el Círculo Médico sobre la situación del medico hoy?

Nosotros iniciamos nuestro segundo período porque en octubre renovamos la conducción en esta institución.
Esta es una organización que tiene más de 50 convenios en las obras sociales del país y tratamos de que los médicos reciban los honorarios que sean justos, razonables y dignos con respecto a la prestación que ofrecen en las diferentes especialidades.
También encaramos un trabajo con las sociedades científicas para que nos orienten sobre los temas en los que se debe trabajar y también con respecto a los valores adecuados para las prestaciones.
Alentamos a que los médicos se asocien al Círculo para el fortalecimiento del gremio y desalentamos que trabajen como prestadores directos porque se generan situaciones de desigualdad entre los profesionales.
¿Qué pasa con esas situaciones de precariedad?


Los médicos a los cuales representamos, del sector privado, no la viven como otros sectores. Por ejemplo, el hecho de desalentar a los médicos para que sean prestadores directos es algo en lo que trabajamos porque es una conducta desleal tirar abajo lo que cobras por tu práctica profesional.
Como organización, y en este nuevo escenario, tenemos que estar alertas y unidos para defender las fuentes de trabajo para que nuestros valores a cobrar sean dignos y acordes con nuestra profesión.
En el sector publico la precarización laboral y el cumplimiento de ciertos aspectos del Estatuto de Salud siguen siendo deudas pendientes. ¿Qué opina de ello?

La medicina es una ciencia, por ejemplo, donde la formación y el perfeccionamiento debe ser una tarea de todos los días.
En el sector público cuesta más que los profesionales se capaciten por la dificultad que genera su reemplazo.
Si bien está contemplado en el estatuto de la salud con determinadas horas destinadas a capacitarte, no siempre se cumple. Ni hablar del interior.
Es que internet, como herramienta, no se utiliza al máximo de su potencial. Hay lugares donde no cuentan con este tipo de posibilidades.
Hay que pensar que cuando se encaran gestiones no solo se trata de recursos económicos, insumos y demás, sino también de conocimiento.
Por ello cada servicio debe organizarse de tal manera que pueda acceder a un programa de actividades educativas y de rutina para cada una de las especialidades.
En el sector privado, los médicos no tienen problema, generalmente, en asistir a las capacitaciones. Son más independientes al momento de decidir qué hacer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora