Alejandra Peña tiene 38 años y desde hace 15 años vive en el estado de Virginia, Estados Unidos. Junto a su familia está en el condado de Fairfax, que queda a 45 minutos de Washington, capital de ese país. Hoy trabaja, de 9.30 a 16, en una casas de comidas rápidas que solo vende ensaladas.
En el 2001, año en el que se fue de Salta, Alejandra vivía en el barrio Santa Ana I, en la zona sur, junto a sus padres, aunque estaba casada con Martín Salva, su compañero de ruta desde hace 15 años.
Antes de la crisis de diciembre del 2001, Alejandra y su marido decidieron partir a probar suerte a otro país. Como muchos salteños, decidió irse a vivir a Estados Unidos.
"En junio del 2001 me fui, junto con miles de argentinos que empezaron a emigrar a Europa o Estados Unidos, no había muchas oportunidades de trabajo en esa época", expresó Alejandra. Y agregó: "Me casé en Salta en enero de ese año y la idea de mi esposo era irnos para Sudáfrica. Él ya había estado allá, en Ciudad del Cabo, pero, por medio de su madre, Martín se enteró de que tenía unos primos viviendo en Estados Unidos, entonces cambiaron los planes".
Alejandra contó a El Tribuno que llegó a Estados Unidos gracias a que en ese tiempo un argentino podía ingresar al país solo con el pasaporte, no se necesitaba visa porque había un convenio. A partir del 2002 las medidas para entrar desde Argentina a Estados Unidos se endurecieron.
Como toda persona que abandona su pago, Alejandra también sufrió el desarraigo. "No fue fácil adaptarme a este país, llegué con un inglés básico. Tuve que acostumbrarme a los horarios de trabajo, a otro estilo de vida, que no es como el que tenemos nosotros en Argentina", expresó. Y continúo su relato: "Tuve que adaptarme a las costumbres de este país, dejar a mi familia, a mis amigos, a mis afectos. En mi caso yo dejé a mi mamá, a mi papá y a una hermana".
Dos grandes pérdidas
Durante estos quince años Alejandra pasó por muchas cosas, pero quizás la más dura fue perder a sus padres mientras estaba en Estados Unidos. "En estos quince años solo me queda mi hermana, ya que mis padres fallecieron. Por suerte tuve la posibilidad de que mi mamá y mi papá hayan venido en octubre del 2004. Mi mami falleció en noviembre del 2005 y mi papi en el 2011. Ya mis viejos no están y lo que más me dolió es que tampoco pude ir a despedirlos", expresó Alejandra.
A raíz de este triste hecho esta salteña ya no tiene tanto apuro en volver. Desde que se fue nunca más volvió a Salta y ahora tampoco sabe cuándo regresará. "Me imagino cuando me salgan mis papeles de residente. Tengo muchas cosas que hacer en Salta que quedaron pendientes, por ejemplo lo de mis padres, son cosas que uno tiene que resolver", añadió.
Vivir en Virginia
Durante el tiempo que lleva viviendo en Estados Unidos, nació su hijo, José María. En julio va a cumplir 12 y le encanta jugar al fútbol.
"Cuando llegué a Virginia mis primeros trabajos fueron en restaurantes, porque si no venís con un título es difícil. Yo terminé la secundaria y dije no estudio más", contó la salteña. Y agregó: "Lo típico, la nena que vive con los papás y necesitaba laburar. Yo casada y todo, mis viejos me seguían manteniendo. Eso acá no pasa. Los hijos a los 16 años se independizan y se van de la casa".
Alejandra aclaró que el norteamericano es frío, no es como el salteño. "Para los norteamericanos, los que son de otros países, sean de España, Bolivia, Argentina, Chile o Ecuador, son mexicanos. Para ellos, el latino es el mexicano", explicó.
Al principio fue difícil. Extrañaba mucho a su familia. Había dejado a su madre, que estaba enferma, a su papá, a su hermana y a sus amigos.

lejos4.jpg

"Como van pasando los años uno ya se va a acostumbrando, todavía extraño un montón. Extrañás para las fiestas, cuando se festeja el día de la madre o el del padre. Extraño bastante, pero ya me adapté. Si me preguntabas hace 11 años si me quería ir, te contestaba que sí, que me quería volver", comentó.
Alejandra tiene una vida que está rodeada de amigos de todos lados del mundo: rusos, centroamericanos, bolivianos, chilenos, ingleses conforman su grupo de amistades.
"Acá la vida es igual, de casa al trabajo y del trabajo a casa. No hay vida social como allá. En Salta tenés tiempo para salir a tomar algo, acá no. En mi caso, recién estoy empezando a salir. Ahora que mi hijo está grande, me junto con mis amigas, antes no lo podía hacer, porque no tenía quién me lo cuide y dedicaba mi vida 100% a él", explicó Alejandra.

lejos2.jpg

Con las raíces en la provincia
Alejandra no se puede olvidar de sus afectos. De todo el cariño que dejó acá en Salta. Debe ser por eso que en su perfil de WhatsApp tiene la fotografía de Uluncha, el gauchito travieso y soñador que refleja nuestras costumbres provincianas. Sin dudas, uno de los personajes más entrañables que existen en la provincia y que lleva más de 35 años en las páginas de El Tribuno bajo la genialidad de Luis Gorosito.
Para esta salteña, el avance en las formas de comunicación es fundamental. Gracias a las nuevas tecnologías se puede comunicar con sus afectos que siguen en Salta. "Gracias a Facebook, a WhatsApp tengo contacto con mis amigos de toda la vida, esos que vos decís que son tus hermanos aunque no tengas las misma sangre", comentó.
Para Alejandra estos 15 años pasaron volando, pero un pedacito de su corazón sigue todavía entre estos cerros. "Cuando veo para atrás, digo guau, todas las cosas que pasaron y que no pude vivir. Por ejemplo, todos los sobrinos que dejé y que eran bebés cuando me fui, para mi siguen siendo niños porque no los ví crecer, no estuve con ellos. Muchos de ellos ya están en la universidad. Son muchas cosas que uno deja", agregó.
A pesar de las distancias, Alejandra sigue interesándose por lo que pasa en el país. Entre sus mayores preocupaciones se encuentra el tema de la violencia y la corrupción. "El único noticiero que veo es el de Canal 13. Las malas noticias me afectan porque tengo amigos, familiares que viven allá. Sé que últimamente se están matando muchas mujeres y eso me da miedo", expresó. Y agregó: "No me gusta hablar de política porque no todos pensamos igual, pero yo veo que en Argentina son corruptos. En Estados Unidos un político se manda una macana y, a parte de ir preso, lo rajan".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


GORILA  CONVERSO
GORILA CONVERSO · Hace 9 meses

Jorgito con onda!deja de hablar al pedo..el que se esta metiendo con mi libre expresion en todo caso sos vos..desde el momento que dice que solo ve canal 13..esta viendo una parte parcial de la realidad argentina..y decis que adhiero a una teoria conspirativa y a la ultraderecha y zarazaza!estas equivocado..si de algo estoy convencido es que la derecha y su politica con Macri a la cabeza esta cagando a este pais!te quedo??

GORILA  CONVERSO
GORILA CONVERSO · Hace 9 meses

Uh otra mate lavado x Clarin TN Canal 13..kedate alla nomas..ahora con esta politica de ajuste del contrabandista de Macri se va a llenar de nuevo de compariotas yankilandia..

jorge agustoni
jorge agustoni · Hace 9 meses

Cuánto odio y resentimiento amigo, parece que le duele que la gente se exprese libremente. Esta persona que vive en el exterior no tiene ningún compromiso político o de prebendas con nadie., y se nota en su discurso. En cambio ud. adhiere a una teoría conspirativa que sólo un fanático puede creer, adhiriendo a la mentira de la ultraderecha que nos gobernó demasiados años. Ladrones de bienes, dinero, tierras etc.; pero no sólo eso: ladrones de la historia más triste de nuestro país, apropiándose de la memoria de los que ya no están sólo para enriquecerse.


Se está leyendo ahora