La fatalidad instaló el dolor en una casa de la pequeña localidad de Santa Victoria Este. Un niño de un año y medio falleció este último sábado luego de recibir una fuerte descarga eléctrica. Los médicos del hospital local nada pudieron hacer para salvarlo.
Según lo declarado por la familia a la Policía, el pequeño jugaba en el interior de la casa. Los adultos de su familia iban y venían mirándolo a cada rato, como un día cualquiera.
En determinado momento, el pequeño tomó contacto con un cable de electricidad que carecía de aislación. Aparentemente nadie se había percatado de este riesgo para los integrantes de la familia. Un grito producto de la descarga eléctrica y el ruido de la caída del niño alarmó a sus familiares.
Sin pérdida de tiempo, luego de cortar la electricidad, el pequeño fue llevado hasta el hospital de Santa Victoria Este.
Al arribar al centro asistencial, los médicos constataron que lamentablemente el niño había llegado sin signos vitales. "Paro cardiorrespiratorio por electrocución" es el diagnóstico que quedó registrado por los médicos en el certificado de su deceso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora