Desde las primeras horas de la mañana, los trabajadores de la Municipalidad de Cerrillos tomaron el edificio comunal. El acatamiento al paro es total. A la medida adhirieron los dos gremios que nuclean a los obreros, SOEM y ATE.
Natalia Sanguezo, secretaria gremial, explicó que la medida de fuerza es en reclamo por el pago de $975 de una ayuda extraordinaria que debió hacerse efectiva el 15 de noviembre.
"Además queremos saber cuándo nos van a pagar el sueldo y el medio aguinaldo, porque en los últimos tiempos venimos percibiendo nuestro salario atrasado, la mitad de los trabajadores cobran los día 12 y el resto cerca del 20. En diciembre también se junta la otra cuota de la ayuda extraordinaria de $975 a pagarse el día 15", contó Sanguezo, titular del SOEM.
Los gremialistas temen que la actual gestión, a cargo del intendente Rubén Corimayo deje una deuda salarial que no pueda hacer frente la intendenta que asumirá el 10 de diciembre, Yolanda Vega.
"Esto ya nos pasó en otras épocas. El intendente que se va no quiere pagar y el que llega tampoco quiere hacerse cargo de la herencia. Es por eso que tomamos la determinación de llevar adelante el paro", detalló Sanguezo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora