Desde las primeras horas de la mañana de ayer, los trabajadores de la Municipalidad de Cerrillos tomaron el edificio comunal. El acatamiento al paro fue total. A la medida adhirieron los dos gremios que nuclean a los obreros, SOEM y ATE. Natalia Sanguezo, secretaria gremial, explicó que la medida de fuerza es en reclamo por el pago de $975 de una ayuda extraordinaria que debió hacerse efectiva el 15 de noviembre. La sindicalista adelantó que es por tiempo indeterminado y hasta tanto el Ejecutivo haga lugar a los reclamos.
"Además queremos saber cuándo nos van a pagar el sueldo y el medio aguinaldo, porque en los últimos tiempos venimos percibiendo nuestro salario atrasado, la mitad de los trabajadores cobran los día 12 y el resto cerca del 20. Este mes también se junta la otra cuota de la ayuda extraordinaria de $975 a pagarse el día 15", contó Sanguezo, titular del SOEM.
Los gremialistas temen que la actual gestión, a cargo del intendente Rubén Corimayo, deje una deuda salarial que no pueda hacer frente la intendenta electa Yolanda Vega, quien asumirá el próximo 10 de diciembre.
"Esto ya nos pasó en otras épocas. El intendente que se va no quiere pagar y el que llega tampoco quiere hacerse cargo de la herencia. Es por eso que tomamos la determinación de llevar adelante el paro", detalló Sanguezo.
La titular del SOEM local anticipó que el paro es por tiempo indeterminado y que en el mediodía de ayer la secretaria de Hacienda, Isabel Corimayo, se sinceró y les explicó que la Municipalidad no cuenta con recursos y solo si recibe dinero de la provincia podrá pagar, sino deberá hacerlo la nueva gestión.

Vecinos al límite
El conflicto municipal lleva varios meses y sus efectos se dejan ver en la falta de servicios. La problemática de la basura es quizás el talón de Aquiles de este fin de ciclo de la era Corimayo y la paciencia de los vecinos está llegando a su límite. El panorama en la localidad es deprimente y amenaza con tornarse insalubre al perdurar montañas de basura durante varios días en los distintos barrios, a causa de la poca frecuencia en la recolección y los paros constantes.
Otros dos prioridades a resolver en lo inmediato: iluminación pública y transitabilidad de las calles, especialmente en Villa Los Tarcos Este y San José.
Al confort para el tránsito que representa circular por Villa Los Tarcos Oeste, luego de pavimentarse en los últimos años cerca de 70 cuadras, contrasta las calles plagadas de pozos muchas de ellas sin enripiar del sector este del casco urbano. A ello hay que sumar la falta de iluminación, que no solo implica una carencia del servicio sino también de seguridad. Prueba de ello, es que hubo que lamentar en los últimos meses una ola de robos y hasta abusos sexuales en la zona de plazoleta Pacto de los Cerrillos, uno de los sectores más afectados por la falta de iluminación pública.
Dato
En diciembre, los trabajadores municipales deberían cobrar los $975 de ayuda extraordinaria correspondiente a octubre, la segunda cuota de $975 pactada para noviembre, sueldo y medio aguinaldo.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia