Tensión entre Venezuela y la OEA

Redacción BBC Mundo

Tensión entre Venezuela y la OEA

La tensión entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, alcanzó niveles inéditos. Este miércoles, Almagro dirigió una carta abierta al presidente venezolano en la que, en términos muy duros, niega su acusación de ser agente de la CIA o un traidor.
Maduro se refirió al excanciller uruguayo como un "traidor desde hace tiempo". "Algún día contaré su historia (...). Fue una jugada maestra que hicieron los gringos, la CIA, con un agente, Almagro. Yo sé todo. Lo conozco muy bien. Sé sus secretos", aseguró el mandatario venezolano. Luego agregó, como quien pronuncia una maldición: "Te secarás, Almagro. Estás seco".
No es esta la primera vez que Maduro ataca al secretario general de la OEA, a quien en noviembre de 2015 llamó "basura".
Paradójicamente, ambos trabajaron juntos como miembros de gobiernos aliados cuando Almagro ejerció de canciller del presidente José Mujica, mientras Maduro cumplía la misma función en el equipo del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.
Las relaciones empezaron a deteriorarse abiertamente en octubre de 2015 cuando Almagro recibió en la OEA a la esposa de los líderes opositores venezolanos encarcelados Leopoldo López, Antonio Ledezma y Daniel Ceballos.
Posteriormente, el diplomático uruguayo se manifestó a favor de la Ley de Amnistía, con la que la mayoría opositora de la Asamblea Nacional buscaba liberar a los políticos presos.
Almagro le dijo a Maduro que si no permite el revocatorio se convertirá en un "dictadorzuelo".
En la carta publicada este miércoles, tanto en inglés como en español en el sitio oficial de la OEA, Almagro afirmó: "No soy agente de la CIA. Y tu mentira, aunque repetida mil veces, nunca será verdad".
"No soy traidor (...) Pero tú sí lo eres, Presidente, traicionas a tu pueblo y a tu supuesta ideología con tus diatribas sin contenido, eres traidor de la ética de la política con tus mentiras y traicionas el principio más sagrado de la política, que es someterte al escrutinio de tu pueblo", dijo.
"Negar la consulta al pueblo, negarle la posibilidad de decidir, te transforma en un dictadorzuelo más, como los tantos que ha tenido el continente".
No parece que la diplomacia continental vaya a tener un trabajo fácil para lograr que las relaciones entre Venezuela y la OEA vuelvan a guardar las formas protocolares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia