A partir del 1 de febrero quedó levantada la veda de pesca deportiva en los ríos Bermejo, sus afluentes y el Pescado. Los pescadores podrán reanudar la práctica de esta actividad.
Según se informó desde la secretaría de Ambiente de la Provincia, en el río Bermejo se estableció como cupo máximo la pesca de cinco bagres amarillos, bagre blanco o moncholo y tres ejemplares de (3) bagres cuchara. Para las especies pacú, patí, surubí pintado o manchado y surubí atigrado un (1) ejemplar. Por su parte en el río Pescado se habilita la práctica solo con devolución obligatoria de todas sus especies. Se recuerda que entre "el angosto" del río Pescado hasta "la junta con el río Iruya", la pesca deportiva está prohibida en cualquiera de sus modalidades, según lo establece el reglamento vigente.
El organismo recordó además que para pescar en Salta es necesario portar obligatoriamente el permiso de pesca de carácter intransferible y único: una caña con un único anzuelo.

Se mantiene la prohibición
La prohibición de la actividad continúa vigente en el embalse El Tunal y en los ríos Lipeo, Dorado, Del Valle y Seco hasta el 29 de febrero. Mientras que en el dique Las Lomitas y el río Pilcomayo, río Juramento y Medina la normativa regirá hasta el 31 de marzo de 2016.
Personal de la Secretaría de Ambiente, Policía Lacustre y la División Rural y Ambiental intensificarán los controles en embalses y ríos provinciales. En caso de incumplimiento, las sanciones previstas son multas, decomiso de especies y secuestro de equipos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora