Un fuerte sismo de magnitud 6,2 sacudió la madrugada de ayer el centro de Italia causando al menos 248 muertos y 368 heridos y devastando tres poblaciones donde se buscan cientos de personas entre los escombros. "Por el momento, 160 vidas se han roto", anunció el primer ministro Matteo Renzi, quien advirtió que no se trata de un balance definitivo durante una conferencia de prensa celebrada en Rieti, no muy lejos de las tres poblaciones devastadas.
Mientras que el embajador diplomático argentino en Italia, Tomás Ferrari, dijo que por suerte no murieron argentinos en el terremoto.
El balance oficial de muertos sube por horas, ya que hay mucha gente atrapada bajo los cúmulos de piedra o están desaparecidas.
"Es posible que el número de víctimas crezca", advirtió el jefe de Gobierno italiano, quien recorrió la zona afectada en las horas de la tarde y prometió ayuda para las familias damnificadas.
Según fuentes de prensa, al menos cien personas siguen sin aparecer y probablemente han quedado sepultadas vivas y unas 2.000 resultaron damnificadas.
Entre las víctimas figuran muchos niños, así como una familia entera, padre, madre y dos hijos, que por horas los socorristas intentaron salvar.
terremoto italia.jpg
<div>Un hombre es rescatado de entre hierros y cemento. Foto: AP</div>
Un hombre es rescatado de entre hierros y cemento. Foto: AP
Decenas de bomberos, policías y voluntarios trabajaron durante horas sin descanso en las pequeñas localidades de Amatrice y Accumoli, en la región del Lacio, y Arquata del Tronto, en la región de Marcas, las tres regiones destrozadas por el sismo, en búsqueda de supervivientes.
El terremoto, que se sintió en Roma y Venecia, despertó a la población a la madrugada de ayer, y desde entonces se han registrado cerca de 200 réplicas. El epicentro fue localizado cerca de Norcia, una ciudad de la región de Umbría, a unos 150 km de Roma, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). Los heridos más graves fueron evacuados a la capital de la provincia, Rieti, así como a hospitales de Roma y Florencia en helicópteros.
Las autoridades decidieron movilizar al ejército para las labores de rescate, que resultan particularmente complicadas debido a que se trata de pequeñas localidades de montaña y para garantizar la seguridad de la población por la temida llegada de ladrones.
SISMO EN ITALIA
El jefe de Protección Civil, Fabrizio Curcio, confirmó que "muchos edificios quedaron destruidos", entre ellos el célebre Hotel Roma, de Amatrice, conocido por su famosa receta de spaghetti, donde se hospedaban al menos unos 80 turistas.
Durante toda la jornada de ayer, residentes y voluntarios excavaron entre nubes de polvo e inclusive con las propias manos las montañas de piedras y pedazos de edificios y casas destrozadas por el movimiento telúrico. Perros expertos en rastrear personas y los teléfonos móviles han servido para ubicar sobrevivientes entre los escombros. Los habitantes de las localidades más afectadas se preparaban a pasar su primera noche a la intemperie, mientras las autoridades disponían los cuerpos en parques y jardines cubiertos por mantas y sábanas improvisadas.

El dolor del Papa por la tragedia

El papa Francisco modificó su rutina de los días miércoles, en los que tiene lugar la tradicional audiencia. Se lamentó por las pérdidas y especialmente por haberse enterado que entre los muertos hay varios niños.
Son 160 los muertos, aunque se teme que serán decenas más, que ha provocado el sismo de 6 grados en la escala de Richter que sacudió las provincias de Rieti, Ascoli Piceno y Perugia, y que ha destruido casi completamente localidades como Amatrice, Accumuli y Pescara del Tronto.
Debido al luctuoso suceso, Francisco decidió modificar su rutina para expresar su "dolor y cercanía a todas las personas que se encuentran en las zonas afectadas y especialmente a los niños que murieron y a todas las personas que perdieron a sus seres queridos y a las que aún se sienten conmocionadas por el miedo".
amatrice italia terremoto.jpg
Una mujer llora desconsolada tras el sismo. Foto: AP
Una mujer llora desconsolada tras el sismo. Foto: AP

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora