En cuestión de segundos, la música bailable deja de sonar y empiezan los gritos. "Hay agua al fondo del bote en ese lado?", alerta una turista. "¿Oh, Dios mío?", repite la mujer, que porta una cámara GoPro. De este modo arrancaba la odisea vivida por más de 100 pasajeros que acaba de percatarse que el catamarán en el que viajan por la costa Pacífica de Costa Rica empezaba a hundirse.
La embarcación se vuelca completa y la marea los arrastra. Y todos quedan suspendidos en el agua, mientras la cámara GoPro sigue grabando.Quien lo filmó fue Alexis Esneault (23), una de las sobrevivientes del siniestro que compartió con el diario británico The Sun.
Esa pesadilla se cobró tres vidas: el británico Ivor Stanley Hopkins (80), la estadounidense Edna Oliver (68) y la canadiense Sharon Johnson (70). El catamarán transportaba 98 pasajeros y 10 miembros de tripulación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora