"Esta foto es en tiempo real, me dirás que estoy equivocada, pero no. Lamentablemente, una adolescente de entre 15 y 17 años en medio de la lluvia, el viento y el granizo, debió subir al techo por pedido del padre, para terminar de colocar las chapas. Estuvo con un trapo en la cabeza pasando todo tipo de peligro de caerse. Debido al fuerte viento, muchas de las chapas se levantan y la pudieron lastimar, y peor aún porque la tormenta viene acompañada con descargas eléctricas permanentes. Abajo hay una pared que terminó ella y la hermana de construir en el día de ayer. Esto pasa en el Barrio Autódromo en frente de donde trabajo y lo veo todos los días", le dijo a El Tribuno a través de WhatsApp.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 22 días

Debiera verse también como violencia de genero . . . . .


Se está leyendo ahora