Tormentas y mucho calor caracterizaron al clima en esta primera quincena de febrero próxima a terminar. Con una sensación térmica que ayer se ubicó cerca de los 37º, y a pesar de la intensa lluvia, el pronóstico no parece cambiar mucho para lo que resta de este mes. En diálogo con El Tribuno, el meteorólogo Ignacio Nieva indicó que para hoy se espera un leve descenso de la temperatura debido a la llegada de viento sur y tras la intensa tormenta de anoche. "La máxima prevista se ubicará entre los 29º y 30º por lo que traerá un poco de alivio en comparación con los últimos días, ya que podrían producirse precipitaciones también hoy", destacó Nieva. El especialista aclaró que estos mismos valores se mantendrán para mañana, mientras que para el martes la temperatura volverá a subir y podría rondar los 32º. "Para el miércoles se espera más calor y la máxima podría ubicarse entre los 34º y 35º, valores que descenderán para el jueves, pero aún persistirá el calor y el clima pesado", indicó Nieva. Resaltó que para los últimos días de febrero la temperatura promedio se ubicará entre los 29º y 31º mientras que las mínimas oscilarán entre los 18º y 20º, todas cifras atípicas para este mes que se vio alterado por la influencia del fenómeno de El Niño. "Este fenómeno permanecerá entre nosotros hasta casi mediado de año y es el culpable de los constantes cambios en la temperaturas y de estos días tan pesados y con mucha humedad", remarcó el meteorólogo.
Aquellos que tengan pensado realizar una escapada a Cafayate y disfrutar de la serenata deberán tomar precauciones porque, a pesar de que las jornadas serán muy calurosas, podría haber precipitaciones. "Más vale prevenir y ser precavido. El tiempo siempre acompaña en Cafayate, pero hay que estar siempre preparado", destacó Nieva.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora