Tiempos de cambio

Ezequiel Jiménez

Tiempos de cambio

Lo que trajo el referéndum es un debate social que se arrima a lo que es la identidad de Gran Bretaña (GB) en este siglo. De un pasado colonial a un país miembro de la Unión Europea (UE). Quienes votarían 'Leave' (irse) siguen en la resaca imperial del siglo pasado.

Más allá del resultado, va a haber consecuencias tanto para la UE como para GB.

Para la UE, es un clarísimo mensaje de que las estructuras en Bruselas y los objetivos planteados por la UE deben cambiar radicalmente para evitar un descontento más profundo en GB y el resto de Europa. Claramente, y de la manera en que se debate en este referéndum, la UE tiene que buscar alternativas de poder a un modelo más participativo, competitivo y claro en su misión. Este problema no empezó con el referéndum, si no es el resultado de crisis duales en lo económico y social que ahora se traducen a lo político. Mucho de esto tiene su punto de partida en 2008 con la recesión. De todas maneras, la visión de la UE a largo plazo, amén del resultado, va a cambiar.

Para GB, cualquiera fuese el resultado, las consecuencias vendrán por cómo el gobierno, dentro de la UE, plantea una agenda de reforma y un 'mea culpa' de ambas campañas al uso de información dudosa para sus argumentos y el tono agresivo empleado en cuanto a la crisis de refugiados y migrantes en general para justificar sus posiciones.

Lo que deja en evidencia este referéndum es la división profunda entre Europa continental y GB. Por esto, en caso de que 'Remain' (quedarse) ganara, la oportunidad de reforma se aceleraría en Europa. Ahora bien, en caso de que el referéndum fuera para 'Leave', se desatarían fuerzas políticas, económicas, sociales y culturales muy difíciles de prevenir y calcular. Las consecuencias a la quinta economía del mundo, fuera del mercado común de la UE, va a tener implicancias en todos los planos de la vida del país. Por ejemplo, la volatilidad en el plazo de 2 años de negociación (el famoso Artículo 50 del tratado de Roma) que tendría GB para salir de la UE pero, al mismo tiempo, participar dentro del mercado común. Este es un ejemplo entre muchos.

En fin, cualquiera fuese el resultado, a GB le esperan tiempos de cambio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia