Un joven de 25 años fue asesinado ayer a la madrugada en Colonia Santa Rosa, y el autor sería un menor de 17 años que lo agredió con un machete. Aparentemente, al ataque se habría sumado el padre del agresor. Ambos están detenidos en la comisaría 23 de esa localidad.
"Mi hermano Víctor Romero estaba tomando y charlando con un amigo. El chango salió de la nada, con dos machetes y le decía que quería pelear. Mi hermano no quiso y entonces el otro comenzó a atacarlo, a cortarle la cara, el brazo, a pegarle en todo el cuerpo. El amigo de mi hermano le gritaba que lo deje, pero el otro siguió", contó ayer Laura Romero, al hablar con El Tribuno.
El homicidio ocurrió en una esquina del barrio Los Jesuitas, a unas 10 cuadras de la plaza principal de ese pueblo.
Según el informe de la Policía, a las 6.45, varios llamados fueron recibidos en la comisaría 23 de Colonia Santa Rosa, advirtiendo sobre una pelea callejera y una persona tirada en el piso.
De inmediato, un patrullero con varios efectivos fueron a la esquina de las calles Santa Rosa y Diverti, donde Víctor Ariel Romero, de 25 años, yacía ya sin vida.
Varias personas que estaban por el lugar se acercaron, mientras que otra se dirigió a la casa del joven para dar la triste noticia a su familia.
Diferencias
El joven asesinado vivía en el barrio Las Palmeras, que está a pocas cuadras de Los Jesuitas, pero más alejado del centro del pueblo. Hacía dos meses había regresado de finca La Moraleja, cerca de Apolinario Saravia, donde había estado trabajando y había sufrido un accidente. En Colonia Santa Rosa se instaló en la casa materna hasta que se recuperó completamente. Entonces, empezó a trabajar en las fincas cercanas al pueblo.
Cuentan en el pueblo que los vecinos de los dos barrios "no se quieren y eso genera peleas constantes entre ellos, sobre todo entre los jóvenes que se juntan en grupos".
"Existen diferencias entre los changos de los dos barrios; muchas veces se agreden, pero nadie sabe explicar a qué se deben esas peleas", contó a este diario una fuente vinculada a la investigación.
Algunos de ellos tratan de evitar los enfrentamientos, como sucedió ayer en la madrugada con Víctor, según el relato de su hermana.
"Víctor no quería pelear y su amigo le dijo al chango que vino con el machete que no pelee, que se vaya. En un momento el amigo se fue a comprar vino y cuando volvió vio a mi hermano que se iba corriendo para no pelear", añadió Laura.
Según lo que la familia pudo reconstruir de la fatídica madrugada: "Aún cuando Víctor estaba tirado en la calle, sin respirar, el chango volvió y lo siguió hincando con el machete; al ratito vino el padre y también lo agredió".
Los detenidos
Debido a que se trata de un menor de edad, ayer no se dio el nombre del adolescente ni el de su padre. Ambos quedaron alojados en la comisaría de Colonia Santa Rosa, mientras continúa la investigación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 11 meses

coincido con troche y moche .... los pendejos boludos se hacen los hombres y a los padres les importa un sorete la conducta de sus hijos, pero insisto que antes de criticar a las instituciones deben criticar primeramente a la familia, las mamas y los tatas meta a la matraca para tener hijos y cobrar platita de arriba, los famosos salarios que dejo la kretina, en vez de crear algun tipo de control de natalidad, con ello no se le prohibe tener hijos y que sientan el milagro en sus cuerpos de tener un hijo, pero exageran, sin son gentes humildes, de escasos recursos, que el estado ejerza un control en esas madres poniendoles un limite de por lo menos tres hijos y luego que en un hospital publico le liguen las trompas y listo, con tres menores el estado les puede dar un salario familiar, pero ademas educación y hasta trabajo, pero con siete, ocho nueve y hasta diez que suelen tener en esas localidades que futuro pueden tener ???, se "crian" con el mismo modelo de los padres, el hombre alcoholico y la mujer para tener hijos, asi en quince años en vez de tener una familia con siete menores (por decir), van a ser siete familias con un potencial de 50 menores en las mismas condiciones, y el circulo continua, y van a ver mas alcoholicos, mas padres que les importa un sorete sus hijos, y mas pobreza nacional.... control de natalidad para estas mujeres seria lo mejor... claro que la familia que tenga un ingreso economico considerable (si es deseo de ellos) podran tener mas hijos mientras puedan mantenerlos, pero sino tienen ingresos creo que es la mejor solucion para la pobreza y miseria de este pais ....

maria torres
maria torres · Hace 11 meses

demasiado alcohol en las calles!

RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 11 meses

SON DE BARRIOS DISTINTOS Y NO SE QUIEREN, HAY DIFERENCIAS, PERO LA PUTA QUE LO PARIÓ SI SON TODOS SAPOS DEL MISMO CHARCO QUE DIFERENCIA PUEDEN TENER, NI QUE UNOS FUERAN LUTERANOS Y ALEMANES Y LOS OTROS MUSULMANES Y SIRIOS, QUE CARAJO PASA QUE NO HAY CONVIVENCIA PORQUE LA CHANGADA ES TAN AGRESIVA Y ÚLTIMAMENTE AVALADO POR LOS TATAS QUE TAMPOCO VALEN TRES SEROTES DE ACA.

Juan Facundo QUIROGA
Juan Facundo QUIROGA · Hace 11 meses

Ese chico tiene un futuro prometedor con Milagro Sala

juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 11 meses

La verdad no me sorprende tanta locura en los jovenes y no tan jovenes tambien, lamentablemente cada dia me convenza que no hay control de parte de todo el sistema judicial, no hay prebencion, no hay interes por los femicidios, solo propaganda sobre el tema, no hay control sobre la droga, los vecinos de cada barrio conoce en donde estas los "puestos de venta" , en donde venden alcohol despues de la medianoche y muchos no son comercios, todeo el vecindario sabe, menos la policia, y si estan en conocimiento se hacen los boludos, los jueces permiten la libertad de un delincuente en un par de horas y con esa exusa ni los detienen, y dicen "para que lo voy a detener si enseguida estan libres" cuando estan para prebenir, lo que haga un fizcal ya no es responsabilidad de los canas , pero cumpliron con su " trabajo" y que siga la joda, luego ocurre lo de esta noticia


Se está leyendo ahora