En medio de la ampliación de una vivienda en barrio parque La Cruz, de Chicoana, el poste es parte de un entramado de cables que se distribuye en toda la zona.
Desde hace meses, Vicente Guaymás espera poder terminar de construir su vivienda. Pero no lo puede hacer porque un poste del tendido telefónico está en medio de su propiedad.
Reclamó en varias oportunidades y hasta el momento no obtuvo ninguna respuesta que lo favorezca. El poste en cuestión, puesto a un costado de su humilde vivienda, permite la extensión de la línea telefónica para dicho sector. Pero nunca nadie le pregunto cuáles son los límites de su lote.
"Un día vinieron y pusieron el poste. En ese entonces todavía no tenía mi casita levantada. Con el correr del tiempo, di aviso a la Municipalidad para que advirtiera a Telecom que estaba ese poste dentro de mi propiedad. Construí mi hogar y ahora quiero hacer la ampliación y no puedo", cuenta Vicente Guaymás.
El vecino es tan parsimonioso y calmo para contar lo que ocurre, que se toma todo el tiempo para explicar su problema; no quiere perjudicar al vecindario y dice que esperará un tiempito: "Ya hice varios reclamos, no quiero denunciar ante la Justicia este atropello; puedo perjudicar a los vecinos. Podrían remediar este inconveniente con el poste, si lo sacan. Yo no quiero que se queden sin el servicio de teléfono mis vecinos".
Llamativamente, don Vicente no tiene teléfono fijo. Como en estos meses la respuesta no aparece por parte de la empresa prestataria de telefonía fija, comenzó a construir dos habitaciones y cerrar el perímetro de su pequeña propiedad de 9 metros de ancho por 20 de fondo en el barrio parque La Cruz.
El poste aparece en medio de la construcción. Increíblemente dentro de la propiedad. Es fundamental en este sector. Tiene agarrados varios cables que se distribuyen en diferentes sentidos en esta parte de Chicoana.
A tal punto, que en reiteradas oportunidades, Guaymás debió acceder a dar permiso a los operarios de la telefónica para que ingresen a su propiedad y pueden hacer las reparaciones del tendido, donde este mentado poste es vital en el entramado del cableado aéreo.
"Este poste está en mi terreno hace unos años, no sé precisar cuánto hace. No entiendo por qué no se fijaron si el lotecito tenía dueño. Vinieron y lo pusieron. Como hice el reclamo meses atrás, sólo pusieron otro poste sobre la vereda, para sacar todo este cableado de mi propiedad. Pero hasta ahora espero y espero y nada", dice el vecino con total tranquilidad.
Don Vicente no puede construir el techo sobre las habitaciones que edificó en su terreno, para ampliar su vivienda familiar.
Según los vecinos de esta parte del Valle de Lerma es moneda corriente que la empresa instale postes del tendido telefónico en terrenos privados sin preguntar a su dueños, ni pedir permiso ni verificar si existen propietarios legales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora