En 1914 en Salta capital vivían 33.636 personas, según el Censo Nacional de 1947. En 2010 la población en la ciudad era de 536.113, según el mismo informe de ese año. La población creció 16 veces más en menos de un siglo y las cloacas del centro -salvo algunos sectores- siguen siendo las mismas.
Salta fue una de las primeras provincias en tener red cloacal, incluso antes que Córdoba y Tucumán. "El primer convenio que la provincia de Salta firmó con la Nación para la instalación de agua corriente y cloacas fue del 15 de julio de 1902. Al año siguiente, el 1 de junio de 1903, la Provincia expropió los manantiales de Las Costas, de propiedad de don Custodio López, para que allí se realizaran las obras convenidas con la Nación", expresa en uno de sus libros la historiadora Teresa Cadena de Hessling. Las redes de agua potable y cloacas se inauguraron el 28 de junio de 1908 con la presencia del ministro de Obras Públicas de la Nación, Emilio Civit, cuando era gobernador de Salta don Angel Zerda.
El reconocido profesor de historia Miguel Ángel Cáseres no recuerda que desde entonces haya habido "una obra de esa envergadura" que implicó levantar el sistema de "tramway" (tranvía) que tenía la ciudad. Los caños que se usaron para instalar la primera red cloacal vinieron desde Inglaterra y eran de barro vitrificado, un material que ya no se utiliza para la construcción. Luego de haber sido superados por caños de hormigón, estos han sido desplazados por los de PVC.
La Sociedad de Arquitectos de Salta (SAS) hizo un llamado de alerta porque "todo el sistema de cloacas y de agua corriente está colapsado en el centro de la ciudad". "Cuando se terminaron esas dos redes en el cuadrante formado por las calles Juramento, Tucumán, Pellegrini - 25 de Mayo y Ameghino, se previó que la misma tendría una vida útil de 50 años. No solamente estamos colapsados porque está obsoleta, sino también porque para 1960 ya se había duplicado la población", explicó a El Tribuno Julio Guzmán, expresidente de la SAS. En 1947, según el Censo Nacional de ese año, la población en Salta era de 76.552. Es decir que en solo 33 años la población había crecido más del doble.
"Hay un exceso de ocupación de los terrenos en el macrocentro. Mientras haya más edificios de más densidad y mientras no haya un plan para renovar toda la red de cloacas, agua y gas, más que un arreglo, va a ser una catástrofe", sentenció el arquitecto, que tiene más de 40 años de carrera profesional. Y agregó: "Cada vez habrá menos posibilidad de proveer servicios. La Municipalidad debería convocar a todos y decir: "Señores: o ponemos las obras de infraestructura en concordancia con lo que dice el Código de Planeamiento Urbano y el de Edificación, o modificamos los códigos para limitar la densidad que se permite en algunas zonas". Según el especialista, "estos códigos permiten la construcción de edificios de cierta densidad, ya sea en altura u ocupación del terreno, lo que implica mayor cantidad de habitantes por manzana. "Eso lo sabe la Municipalidad, Aguas del Norte y todos los que están implicados en el tema", aseguró el experto.
Esta situación ya había sido denunciada. Una nota de El Tribuno del 30 de enero de 1998 expresa: "Las estructuras que proveen agua potable y evacuación de líquidos cloacales "están colapsadas'', y son necesarios estudios integrales para resolver una problemática en la que intervienen multiplicidad de factores", aseguró el entonces presidente de Aguas de Salta Sociedad Anónima (ASSA), Rubén Fortuny.
El Tribuno se contactó con la actual empresa prestataria de agua. "A pesar de la antigedad de las redes cloacales, no se detecta el colapso de las mismas. Estas tienen un funcionamiento diferente según el sector (en algunas zonas con mayores caudales que en otras), algo propio de los sistemas cloacales", explicaron desde la empresa. Aguas del Norte reconoció que desconoce exactamente cuantos años tiene la red cloacal del centro. "La vida útil de una cañería se estima en unos 30 años", se limitaron a decir. "Las obras de renovación de las mismas están contempladas en el plan director 2015-2025, donde se incluyen redes del micro y macrocentro de la ciudad", informó la compañía. La Secretaría de Obras Públicas de la Provincia explicó: "Algunas veces puede hacerlo Obras Públicas pero con proyecto de Aguas del Norte. Ellos tienen la concesión y explotación de las cloacas y llaman a licitación".
Desde la Secretaría de Obras Públicas municipal reconocieron a El Tribuno que "seguramente" tienen alguna responsabilidad y segundos después agregaron: "Aguas del Norte hace trabajos en cañerías, no tenemos nada que ver". "Las cloacas son carísimas. Lo ven la Municipalidad, Aguas del Norte y la Provincia, y se hacen con fondos de la Provincia o la Nación. No hay problemas de aguas y cloacas. No tenemos reclamos. Se está cambiando la red y ellos tienen programado ir cambiando en la zona oeste y en el macrocentro", se excusaron.
"Desde 1960 la red debería haber sido renovada, pero se siguió prolongando. Hoy en día todas las cloacas de esta zona pasan a sección llena las 24 horas, es decir que va todo el caño saturado. Cuando levantan las cámaras de inspección se siente tronar por la intensidad de la corriente. A esto se suma que mucha gente lleva los desagües pluviales a las cloacas. Después de una gran tormenta las tapas de registro de las cloacas se levantan por la tremenda presión", concluyó Guzmán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora