El juez federal Sebastián Casanello procesó ayer a cinco funcionarios del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y citó a declaración indagatoria al director de Habilitaciones y Permisos en la causa que investiga las 5 muertes por consumo de droga sintética en la fiesta Time Warp.
El juez consideró que en el evento hubo "venta de drogas que se desplegaba en sus narices y con total normalidad, conforme surge de los numerosos testimonios recolectados", al referirse a funcionarios porteños que estuvieron esa noche en el predio.
Advirtió que los funcionarios presentes debieron haber clausurado el evento pero, en cambio, ni siquiera labraron un acta de infracción ante las numerosas irregularidades que hubo, principalmente la "notoria" venta de droga en el lugar.
Stinfale, con domiciliaria
Tras recibir un informe médico desfavorable, el fiscal federal Diego Velasco desistió de apelar para que al abogado Víctor Stinfale se le revoque la prisión domiciliaria en relación a la causa por las muertes de cinco jóvenes en la fiesta electrónica.
La decisión de Velasco, que impide que el imputado sea trasladado a una cárcel común, se basa en que el informe indica que Stinfale "sufre una enfermedad grave, arritmia cardíaca refractaria a tratamiento, que pone en riesgo su vida". Por la afección, se consigna que "es necesario e indispensable que se cumplan estrictamente las indicaciones de sus médicos de cabecera en cuanto a medicación y controles periódicos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora