La multitud había arrancado con la arenga de campaña, "sí, se puede", que pronto derivó en un "sí, se pudo". Mauricio Macri, asomado en el balcón de la Casa Rosada, con su esposa Juliana Awada y su hija Antonia peligrosamente cerca del balcón, empezó a soltarse. Primero repitiendo esa arenga y luego empezando a jugar con la posibilidad de caer en otro de sus clásicos: el bailecito ganador.

"Qué baile, qué baile", le comenzo a pedir la gente, ya pasadas las 13.30 y el presidente se hizo el difícil. "Con la banda no puedo. Además le prometí a Bachelet que bailaría con ella, tendría que ir a buscarla", siguió.

Pero casi ni hubo que repetir el pedido, que al minuto estaba si el atributo presidencial y con movimientos de dudosa destreza aunque largamente festejados por la gente. Entonces sí, empezó a sonar un tema de Gilda y Macri, primero sólo con los brazos y luego con movimientos de cuerpo entero se sumó a la fiesta. Se mostraba feliz. Antes, había hablado emocionado desde el balcón agradeciendo varias veces el apoyo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


delfin llanos
delfin llanos · Hace 11 meses

Es una careta, primero que se toma todo a la joda, por lo de la falsa alegría que únicamente disfruta el y los millonarios que están felices porque van a hacer sus grandes negocios, segundo que no puede hilvanar ni una frase, todo el tiempo esta leyendo en un machete, ni los nombres de las autoridades visitantes las podía memorizar, paso lo mismo en el debate, leyó todo el tiempo en el celular y tercero que pienso que es lo mas grave ya que un acto de esta relevancia y por el respeto que merece La Patria, debía comenzar cantando el himno, se pueden dar cuanta como se toma las cosas, para la joda. Que País Generoso.

PATROCLO REY
PATROCLO REY · Hace 11 meses

UUUYYYY QUE MIEDO QUE LE TENGO AL BAILE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

korolev Serguei
korolev Serguei · Hace 11 meses

esta nota le importa al pueblo ; sus actitudes de Bailarrrr, ya se cansaron de verlo vailar '?, que frivola, sin contenido, k dios salve la patria,

Javier  Montenegro
Javier Montenegro · Hace 11 meses

Una nota de humor dentro del protocolo presidencial


Se está leyendo ahora